martes, 9 de octubre de 2007

DE VERSOTERAPIA Y ALGUN PSICOANÁLISIS

Me he cansado de las retóricas, nunca fueron buenas consejeras, ni tampoco buenas estrategas, cuando quieres desnudar el alma y mostrar alguna de las úlceras que solo supuraron hacía dentro, pequeñas llagas que la mentira estrangula. Llevo tiempo mintiéndome, rebosando las maletas de paranoias y atrasando el periplo, pesa demasiado mi bagaje. Este viaje hasta el centro de mi entraña, al sesudo y disparatado cerebro que juega últimamente con la cizaña.
La palabra se desnuda, nunca Mona Lisa estuvo tan hermosa, sin sedas ni adornos que confundan a unos ojos ya bastante confundidos.
Cuando parece que tu mundo ya está construido, arrasa un vendaval y uno de sus vientos se lleva las voces más sonadas, ya cuesta demasiado acostumbrarse a la costumbre como para volver a comenzar.
Resulta que no me conozco demasiado, siempre presumí de mi poder de adaptación y ahora me ha dado una patada en el trasero.

10 comentarios:

Viktor Gómez dijo...

Seguimos en la versoterapia. No hay fondo. Tiembla el pequeño cactus, solo.

Seguimos porque hay en la caida una inercia irrefrenable.

Tu Victor

Gustavo Tisocco dijo...

Sandra interesante texto y el blog muy ameno.
Pasaré seguido.
Un abrazo Gus...

Maribel Sánchez dijo...

uuffff entiendo tanto como dices, y es que hay cosas que cansan y entonces salen textos como este, con una prosa excepcional y maravillosa. Sacalo todo Sandra que es la mejor terapia.

Besazos y axuxones

Antrologia dijo...

a veces hay que dar paso a esa vulnerabilidad, a esa desnudez del alma para llegar a conocerse bien, para ser sinceros con nosotros mismos... el problema quizá no es gustarnos con nuestras llagas, nuestras cicatrices... el problema es evitar que aparezcan más

4 besos!

María Narro dijo...

pero hay algunas patadas que son para bien, Sandra, aunque de primeras ni lo sospechemos.

Un besazo.

Sandra Garrido dijo...

Así es Viktor, la versoterapia es interminable, sólo hay que atreverse a voltear la mirada y mirar profundo.

Un abrazo

P.D. avisame cuando retoques el blog

Sandra Garrido dijo...

Gus, pues no sabes la alegría que me da que te hayas pasado, me alegro mucho que te gustase.

Un abrazo y te espero

Sandra Garrido dijo...

Maribel, como sabes tú también de estas terapias a solas con una misma.

UN abrazo y axuxon

Sandra Garrido dijo...

Antrología, espero que me sirvan de aprendizaje...sino vaya faena.

Gracias x4, por ese mensaje tan alentador.

Sandra

Sandra Garrido dijo...

María, siempre dije que soy la aprendiz eterna, de la vida, de la poesía, de la humanidad....y sobretodo de mi hijo que no veas como me enseña.

Un abrazo