sábado, 3 de septiembre de 2016

DESAPRENDER




Cuando golpees una puerta 
hazlo con mucho cuidado

porque también ahí 
podrás dejar un hematoma.


*para todos los que un día se marcharon repitiendo que la vida era corta 
y se equivocaron 

Sarco Lange 





Nacemos codificados sin saber si fue antes la emoción o el pensamiento a la materia. Es en el vacío, en ese espacio oscuro y silencioso, donde el ser deambula en la desnudez que a todos nos habita. Renunciar a la herencia y flotar en la ingravidez de un baño de sal como si no fuésemos cuerpo y derribásemos la jaula que nos limita. Dejar crecer el bosque que gestamos desde el vientre y ser verde. Escucha el graznido de las aves que te cuentan tu verdad sin golpearte. No presiones aun más tus hematomas. Deja que fluya la sangre que desea bombear fuera de los márgenes. 

12 comentarios:

Amapolita Azzulita dijo...

Precioso.
Besos.

Sarco Lange dijo...

Cada océano y cada naufragio.
Cada uno en su tablón.

Punky, mi abrazo y mi recuerdo.

S.

mailconraul dijo...

Un regreso al instinto, a la naturaleza de la codificación, sin marginar la sangre.

P MPilaR dijo...

*cuando seamos dueños de todo menos de lo inútil que nos cerca y nos estrangula.
No antes*

abrazo

Julio González Alonso dijo...


Tal vez sepamos más al nacer que al morir y se me antoja que la vida es sólo olvidar. Interesante, Sandra, esta propuesta de acercarnos al precipicio de lo que somos. Un abrazo.
Salud.

Fackel dijo...

Para mí es que la emoción y el pensamiento son tan materiales...

lunaroja dijo...

HOla! He estado ausente muchos días,así que de a poco me voy poniendo al día! Me has encantado,como siempre! Un abrazo fuerte!

María dijo...


¡¡¡ Hooooola mi querida SANDRUSKI !!!

Necesitaba escribirte aquí o donde fuera que no te olvido, que el silencio jamás desaprende lo que lleva escrito con tinta indeleble tal cual sucede con personas deliciosas como tú y que aun cuando he desparecido de estos mundos virtuales durante este largo y cálido verano, tú de mi no has desparecido y en un instante en el que mi liosa vida me ha dado un respiro me he acercado a escribírtelo para que hagan de mullido cojín, tirita, pañuelo o caricia llena de cariño a cuanto hematoma se te haya producido desde que no hablamos/escribimos deseando haya sido pocos, esté curados y tal cual leo en tus siempre mágicas letras sigas queriendo volver a emocionarnos con tu pensamiento aun cuando a veces la materia se vea encharcada de sangre por el impacto ... la coloración morada solo anticipa vida y recuperación, el impacto sobre cuerpos inertes nunca deja hematomas ... no hay nada sobre lo que dejar huella .. pero eso sí ... si el impacto es suavecito, dulce y con cariño.. muuuucho mejor ;)




Mil besos preciosa mía, en otro ratito con más tiempo ya te haré señales de humo por otro conducto !!!!



Julio González Alonso dijo...


Buena propuesta para la reflexión, Sandra. Encantado de compartirla. Con un abrazo.
Salud.

Jorge Curinao dijo...

¡Qué lindo!

lunaroja dijo...

Hola Sandra, te respondo por aquí porque no sé si volverás a ver si te comento algo en el comentario que me dejaste: Te cuento que ese texto erótico es uno de los que escribí para incursionar en ese género,muy complicado de escribir,si te apetece hacer algo bueno o cuanto menos original.
Fue todo un ejercicio, y me han publicado dos de ellos,en una antología de relato erótico,para un Instituto de sexología: http://www.isesus.es/

hace unos meses,colgué los dos relatos publicados en este blog, por eso he cambiado la configuración de contenido para adultos.
Los iré colgando en la medida que vaya viendo si me apetece o no.
Puedes leerlos en mi blog si te apetece!
Pero mi línea sigue siendo la poesía,que es donde me siento más cómoda!
Un besote

De barro y luz dijo...

Echaba en falta tus sabias reflexiones....sí, hay que fluir, y dejar fluir...


Bsss