domingo, 21 de agosto de 2016

CRUCES

¿sí rompiera las puertas de la carne   
y las cruzara huyendo-hacía ti?

¿y si extrajera -esta Mortalidad-
y auscultara donde duele-
Basta eso- y entrar así en las aguas libremente?

Emily Dickinson  


1


DOLOR

Me hice pequeña
tan diminuta
que grande y valiente
huía desbocada.

Me hice tan pequeña
en manos desconocidas
que no vi la bondad.

¡ qué ciega es la luz en noches de dolor!


2

DESPEDIDA

Cuando te alejes
y una lágrima te recorra
seré yo
temblorosa y cristalina.

No llores   
sonríe el reencuentro
y abrázame como el tallo a su raíz.




Sentí un funeral en mi cabeza
los dolientes que iban y venían,
pisaban – y pisaban
hasta que pareció que el sentido
se iba abriendo paso.

Emily Dickinson



3



SEÑALES

Nada es nuevo 
ya conocía el dolor que conversa con el miedo
forma una nube densa .
Rígido todo el ser
se cree a salvo
pero quiebra como un madero 
manteniendo a flote las señales.






4

A SALVO


Dormiré sin un murmullo
ya el sueño
nos mecerá
sobre la enredadera que nos une.

No te preocupes.

Las montañas
rodean estas paredes
y protegen
todo cuanto aúnan.






jueves, 18 de agosto de 2016

CRUCES



Dormiré sin un murmullo
ya el sueño
nos mecerá
sobre la enredadera que nos une.

No te preocupes.

Las montañas
rodean estas paredes
y protegen
todo cuanto aúnan.

domingo, 24 de julio de 2016

DE OCÉNOS Y OTRAS VIDAS


En otra vida fui pez.

Cuando me escucho 
aún suena  la marea
y en el vientre su vaivén,
por eso las escamas,
lo escurridizo
y la necesidad de océano.

*************

Tú,  la arena;
me estabilizas,  
me moldeas,
y no me dañas
como la roca de dónde vengo

domingo, 10 de julio de 2016

Llena de vacío


He vuelto
donde el tiempo se detiene,
donde la embriaguez
la produce el mar
y el desierto
comienza a fusionarse
con el ser.
Una fuga constante
en el rugido del agua,
en el letargo de la insolencia
perderse de uno mismo
y entregarse a la idiosincrasia
del vacío.

¿para qué pensar
si las respuestas están dentro?

Con lo hermoso que es
mirarnos desnudo
sin temores
con la única razón
de vivir sin ataduras,
sólo el momento.

sábado, 9 de julio de 2016

AMABILIDAD



Amables son tus labios.
Amables y generosos
se ofrecen abiertos a explorar
todo cuanto nos compromete
y nos derriba.
Hazlo. Enajename y bucea
los fluidos de mi vientre
hasta dejarme exhausta
e indefensa.

martes, 5 de julio de 2016

cerrando heridas



Tuvimos tiempo de esquivar cuchillos
y acabamos usándolos para abrir la ostra.

*****

Corre el río con furia en la pendiente
llegará a la llanura donde aguarda su calma.

*****

Ahora que se mece la hierba
no queda ayer
sólo un verde ungüento
y una brisa que despierta.

*****

Donde el pecho abre su costura
muestra el hábitat de los pájaros.
Un gorrión aletea sus alas cerradas.

domingo, 26 de junio de 2016

EL VERANO TOMA CUERPO

Somos de verano y de viento, de horas cansadas;
siempre quise sumergirme en el agua de tus ojos.
Somos mediterráneos atrapados en un Sorolla. 

Me he quedado con pedazos de verano entre los huesos,
con calor y  arena de corales en el vientre…. 

<< Tú, ausente, con las rutas grabadas en las palmas
y el aroma de un orgasmo impregnado en la mirada >> 

Camino con esta poesía que se precipita;
por el filo de los labios,
el cortante amanecer de la noche,
el insomnio de los sexos insaciables.

Es de junio la ventana de los días largos,
nubes sin tormenta
y silencios que subyugan la calma,
descoyuntan la fiebre que necesitamos en invierno
y la fría losa de una muerte
que repta bajo la falda. 

Han abierto las alas los albatros
y nosotros
peregrinamos la fatiga de la síntesis incierta.
Dejemos abierta la puerta de las bestias
que llevan una eternidad bajo llave
a la espera de un suicidio.


Oleo de Joaquín Sorolla



sábado, 25 de junio de 2016

ISLA


Foto: Alin Ciortea


De qué nos sirve el verbo amar
sin una boca  que le de acción
y grite los pronombres.

Dejé de saborear el instante preciso
para darle bocados al aire.

domingo, 8 de mayo de 2016

BÚSQUEDA




No me busques en la ausencia
ni en el humo
ni en la niebla
ni en un vacío
que cae inevitable.

No me busques,
me encontrarás en una minúscula parte del todo.

En la pluma del colibrí;
con el corazón de pájaro,
 pies de arbol
y ojos de viento.

sábado, 16 de abril de 2016

Y la piedra habla







Se ahoga el quejido.

El axioma perpendicular al rastro
vierte respuestas
y una cifra con decimales.

Sin la exactitud de la palabra
silencio aquel pronombre
que se instala en el diafragma
y oprime todo cuanto soy.

sábado, 19 de marzo de 2016

REINVENTARSE


Foto: André Kertész


Podemos reinventarnos aunque sea harto difícil y volvamos a caer en las costumbres que más nos repugnan. Podemos desprendernos de nosotros y retomar todo aquello que nos parezca interesante, la edad es lo de menos a la hora de renacer, parece más sencillo cuando uno es joven y aún no se ha contaminado demasiado de sí mismo y sus manías, no tiene una zona de confort lo suficiente esponjosa y con olor a limpio que le mate el verdadero yo o yo sea una total desconocida de la que fui y todas mis convicciones una mera escusa para soportar la incierta forma que nos atañe

Apolillada




         Apolillada,
siento el deterioro
en la desnudez de los vacíos,
aunque estos agujeros
no llevan a ningún lugar

domingo, 13 de marzo de 2016

DESPOJOS

Llévame a los dulces suburbios que habitas,
te mostraré el enorme lunar de mi alma.
Llévame al paraíso de tus ojos,
al equinoccio de tu sombra, de tus manos,
haz que tiemble esta carne cuarteada.
Cávame y el gemido atrápalo en tu boca
no dejes que me escape en el aliento,
en la legión de hormigas que recorren mi vientre.


Bébeme. Soy mujer océano,
escupe el salitre adherido a mi entraña
y en la simbiosis de los cuerpos
hallaremos la paz.
Ya en silencio, con las cicatrices exhaustas:
alcanza la aurora sobre mi lecho,
la escarcha entre los dedos,
la humedad guardada para amanecer a tu lado
y regálame tu mundo de despojos.




André Kertesz






lunes, 18 de enero de 2016

VERSOTERAPIA

I


Mi cuerpo no quiere abrir los ojos
teme observar,
el miedo gana un pulso al dolor,
borra un pasado aún cercano,
extirpa un futuro incierto
y se entrega a la luz
para aliviar la delgadez de su horizonte.

Quien no ha dormido
en el umbral de la muerte,
no sabe,
sabe sólo
quien aquello comprende.

Mi cuerpo
no desea la violación de otro bisturí,
no acostumbra
vestirse con una sola gasa, antiséptica,
a esperar sin espera
en un pasillo de lamentos
con luces de neón como abrigo
con una esperanza hueca.

Se resiste a escuchar
sus propios latidos
da la espalda a los símbolos
-síntomas conversadores-.
Me niego rotundamente
a levantar la bandera blanca.
Puedo ganar esta lucha.

Solamente estoy asustada.


II


Se apacigua.
Ya no queman,
punzones en mi vientre.
Se disuelve la mano temerosa
con el ungüento de mi pluma.


Respiro
aire aliviador,
sólo aire.
Inspiro luz
expiro miedo.



III


Mi ilusión contenida deambula
-pasillo de los ignorados-,
espera en una sala de incertidumbre.
Los minutos rastrillan el tiempo
socavan mi mente, mi espíritu.

-urdimbre infecunda-

Se equivocó de lugar
habita un espacio sin nebulosas.

¿Su entonces?

Quisiera un ángel llenar sus bolsillos de nada.
Mis grietas supuran: desilusión.


IV



La aplastante noche,
aislada en los cercos de cuatro paredes,
sólo la secciona un airado velo.
Acecha con dientes afilados,
corroe las sábanas,
cobija unas gotas,
depuran el último latente resquicio.
Cicatriz oscura.
En algún lugar desgajará su crisálida.


V


Espacios de tiempo; relojes de agua.
Fluyen en manantial los segundos
estanque sin fondo.
Se mecen los días en la cumbre de las horas;
-pasado incapaz-
ápices de un renacer.

Hoy (día siniestro de mi calendario)
brilla el sol con fuerza,
aire límpido,
me oxigeno de futuro.



VI



Observo rendija de la realidad;
rigidez, aplomo, verdor perdurable.

Palmera gallarda
bailotean hojas sobre los acordes del viento.
Beethoven, la Novena, .
Se aproximan murmurando, no sufras,

a todos se nos ofrece un zulo
con vistas a la esperanza.



VII



Arcángel de vuelos traslúcidos
su boca- mi ritual- sonríe,
su mano acaricia mi alma.

Continúa por su vereda
antes, me dedica sus ojos.
Hunde en mi pecho una ilusión.

Existe, ojos de ángel humano.
su mueca de ternura resucitó mi espíritu…
extinto en una fosa sepulto de oquedad.


miércoles, 13 de enero de 2016

ANUNCIOS


Foto: Chema Madoz



Fue tan conciso 
como el repiqueo de las campanas
fuera de misa.
La muerte anunciada,
justo cuando alzaban el vuelo
las golondrinas.
Anunciaron  un adiós y un silencio,
el quiebro de la palabra
muerta de espera y ahogo.

Tanto tiempo cerrados que al abrir la boca olieron su podredumbre.

domingo, 10 de enero de 2016

CUANDO EL PUNTO DE RETORNO ES EL MISMO QUE EL DE PARTIDA




Rojos
como el corazón de una estrella.
Rojos de cólera.
Sin idiosincrasia
ni arrullo
que contenga tanta mezquindad.



*


Nos creemos los putos amos 
y no somos dueños ni de nosotros mismos.
En la incapacidad
de la tierra,
en la inseguridad
de las tempestades
y la ruina
del animal hambriento,
del cachorro herido
que sufre
heridas que nunca vio. 



*



Trepa
trepadora
cuando llegues arriba
verás la luz
de una gran bombilla
con obsolescencia programada.


lunes, 4 de enero de 2016

AMANECE


Foto: Lee Jeffries 



El corazón diminuto y estriado se arruga
cada vez que respira la falta de humanidad que me rodea.

Amanece un río rojo,
amanece un río rojo de sangre,
amanece un río rojo de sangre inocente,
amanece un río rojo de sangre inocente y demasiado joven.


En el amanecer hay un niño muerto
a manos de su padrastro.
La vida. Tal vez sí.

Amanecería siempre vida

si amanece.




* En memoría de Patrik 

sábado, 2 de enero de 2016

APARENTE


Foto: Sally Mann




¿ Adviertes en la claridad un vacío de luz?

La oscura certeza
es la duda que trepa
con la vida en los talones
y la oportunidad
de las opciones.


No me supongas. Sábeme.

lunes, 28 de diciembre de 2015

ANOCHE


Foto: Silvia Grav 


Anoche vi un atardecer en la incongruencia de la relatividad del tiempo.
Anoche salí de este cuerpo y estuve paseando por las estepas agrietadas;
por la inercia de tu soplo,
en la caída de tus precipicios
y en el vaivén de tus mareas.
Anoche estuve observándonos mientras dormíamos
y una fuerza imantaba nuestra espalda
atraía nuestros pies.
Anoche estuve fuera
y fui leve,
fui ligera
fui tan infinita que temí la eternidad.
Anoche volví para acurrucarme cerca de las pequeñas cosas.

sábado, 12 de diciembre de 2015

IMAGINA

Recuperar la esperanza y volver fuerte como un toro a bregar con la puta realidad. Antes me drogaba; pero era muy caro.
Billy McGregor



Hubo quien nunca lo vio. Nadie conocía su aspecto. Pero yo lo vi, os lo juro. Hay quienes sólo leyeron sus historias, quienes las encontraron escritas en rollos de papel higiénico en bares de carretera. Quienes pudieron ver su firma bajo alguna frase pintada por la calle. 

Os prometo que lo vi; caminaba sonriente, “el niño “ le llamaban, con toda la vida metida en un bolsillo y en el otro un planeta donde crecían amuletos en los árboles y un mundo sin memoria. No miraba para otro lado, sólo se escapaba a su mundo y lo escribía. Y nos invitaba a visitarlo y ni tan siquiera cobraba la entrada.  

Estuve allí con él aunque nadie me crea.  Me escapé una noche tormentosa y me inventó un paraguas que se abría del revés y no se mojaba porque la lluvia allí únicamente moja el campo y limpia los cristales. “El niño” sabía dibujar lugares usando las palabras y hacer que nos olvidáramos por un momento de un mundo de locos donde vale más quien más tiene aunque sea un pobre diablo y se matan los unos a los otros porque se equivocan de verbo.