lunes, 24 de diciembre de 2007

CROMAGNON


No nos alejamos tanto del ser primitivo
la supervivencia gana todas las batallas
ese cromagnon que anida en la memoria
sigue la lucha
en contra de la voluntad.

Quiero ser colilla, consumirme
a cada calada,
el humo es la débil exhalación
que mantiene con vida los laberintos
donde camino sonámbula
con los pies en tierra del silencio.

6 comentarios:

Sibyla dijo...

Sandra,
gracias por dejarme tu luz
una vez más.
Felicidades!
Besos.

TOROSALVAJE dijo...

Feliz navidad Sandra.

Llevaba una mañana tonta, pero la guinda fue buena: tu poema, me ha gustado mucho.

Besos.

El Secretario dijo...

Hola Sandra.

Te noto triste.
En estas fechas en que (casi) todos hacen referencia, de una u otra forma a las fiestas.
Hablando bien o mal, según les va o les fue...
Tú nos presentas, nos recuerdas a ese ser que puede aflorar desde nuestro interior: ese cromagnon superviviente que lucha desde dentro...

Sí, puede que aún siga luchando.

De todas formas, un abrazo y mis mejores deseos par ti y los tuyos.

Trini dijo...

Quizás sea bueno sacar los pies de esa tierra de silencios.

En algunos casos, ese gen primitivo tiene todo el poder para mantenernos bien plantados en la vida.

Besos

Rafa León dijo...

Afortunadamente aún conservamos parte de la espontaneidad del hombre primitivo y, a veces y gracias a ello, tratamos de romper con las férreas y estúpidas reglas que nos ha ido imponiendo nuestro paso por el mundo. El día que el último eslabon que nos une a nuestro origen se quiebre -en el camino involutivo que llamamos progreso- todo habrá acabado.

Un beso.

Sandra Garrido dijo...

Sibyla, las luces se buscan para brillar y junto a ti así me siento. Un besazo

Toro, Me alegro que encontraras una guinda dulce, un abrazo.

Secretario, Estas fechas tienen una mezcla extraña, estoy a golpe de alegría y tristeza, es inevitable acordarse de quienes faltan y este año falta mi padre. Todos los años le didico palabras a la Navidad pero este año no surgen y no hay que forzarla. Un abrazo

Trini, aún en los momentos de no encontrar palabras, llegan personas que te hace salir de esas tierras, gracias por ello.

Rafa, Yo sin embargo creo que necesitamos una involución urgentemente, la evolución ya ha causado demasiados estragos... pero sobretodo con este poema quería recordarme que hasta en los momentos que parecemos morir algo innato no nos deja, el húmano se aferra a la vida con garras.

Un abrazo