jueves, 13 de diciembre de 2007

Princesa de una noche




La dama de oscuro
sonríe sin miedo.
Faz hendida
- roja en su ropaje-
silente dolor
tras su melena de síncope.


Desriza residuos de la noche,
jadeos de ayer,
ornatos en su corona.

Sobre el sillón de su bus
abandona su raíz
de princesa
sepultada por kilómetros.

22-07-06

16 comentarios:

El Secretario dijo...

Hola compañera de (final de) relato.

También me gusta el tuyo.
Eso de pegar las tapas de las natillas... Bueno, me recuerda algo a mis hijos, que las van dejando, pringosas, por todos lados.

En cuanto a este poema, me resulta muy musical. No sé si me explico...
Restallantes expresiones, mas bellas.
Erres, zetas, esdrújulas...
Rompedor.
Me gusta.

Un placer visitarte. Y compartir contigo el experimento de Rafa.

Abrazo.

Sandra Garrido dijo...

Secretario, BIenvenido!!!!, jajaja, la verdad es que fui improvisando, pero tú final es muy sorprendente y cachondo, ....creía que mi hijo era el único desastre, jejeje-

Gracias por tus palabras y espero volver a verte por esta casa, a mi en una de tus casas ya se me ha abierto demsiado el apetito, jejeje, mañana visitaré el resto.

Un abrazo

Rafa León dijo...

Es muy probable que para aspirar a alcanzar la libertad y la alegría con más posibilidades de lograrlo, no es un mal método liberarse de todo lo accesorio que nos oprime, por mucho que pueda parecer brillar al sol.

Un abrazo

Rafa León dijo...

Ah! tu desenlace me ha parecido delicioso.

Más abrazos.

Viktor Gómez dijo...

Lo que la velocidad esconde dibujado queda
en las lunas del coche
que lleva de regreso
al principio de la carrera.

La dama oscura, la princesa, ¿Hacia donde?


Buenas noches, Sandruski, me alegra que retomases este poliédrico espacio.

Viktor

Sandra Garrido dijo...

Sí Rafa, sobretodo de fantasias y sueños que a veces sólo hacen que la vida vaya por caminos equivocados, este poema fui una visión muy real, iba en el autobús y esta chica iba a mi lado cepillandose el cabello, una chica africana con una cicatriz en la cara , marcando su belleza.La verdad es que me vinieron a la mente muchos/as de los que llegan a su sueño adorado y resulta que se enucentran con coronas de alquitran, que tienen que pagar altos precios por conseguir una vida digna y la mayoría de ellos no consiguen nunca alcanzarlo.

Por cierto, ha sido emocionante ese trabajo conjunto, tenemos que "repetir" ¿repetimos?... ya tengo en mente algunos ejercicios que pondré en práctica próximamente.

Buen fin de semana.
Un abrazo

Sandra Garrido dijo...

¡¡Hombre Viktor, dichosos los ojos!!.
Suelen ir hacía ninguna parte,¿ no te suena la fecha del poema?
La recuerdo perfectamente , fue en el auotobús camino de Alicante para tomar el tren a Valencia..Madre mía allí nacía una dama que ya no sé hacía donde va.

Por cierto, lo vuestro está requetenviado a madrid desde hace algún tiempo.

Cuidate y cuida de Jana y los niños.
Un abrazo

Maribel Sánchez dijo...

¿y quien no ha sido princesa de una noche?.
Abandonar esa raiz y saber sepultarla es algo necesario, el problema erradica cuando queremos mantener la corona sobre la sien y acaba apretando. (ya me estoy liando)

Viernes hoy así que... buen finde.

Besazos

A.Querejeta dijo...

Cuando uno existe una noche
existe en esa noche para toda una vida.

Y esa noche existe en uno.

Un saludo.

Sibyla dijo...

A mí me evoca algo marchito...
princesa de una noche,
perdió su corona,
en residuos y jadeos lejanos, ahora
inexistentes...
Tal vez utilizada y despreciada?
Una joven que viajaba en bus,
te inspiró el relato Sandra?
Bello poema cruel y dulce a la vez.
Besos.

Sandra Garrido dijo...

Maribel, tal vez sí, tal vez alguna se haya disfradado alguna vez de princesa ilusionandose por un momentaneo.
Pero esta princesa más que de una noche es la "princesa de la noche" ¿has visto la pelicula princesas? Pues por ahí van los tiros, no quiero decir que la chica que me inspiró lo fuera, pero así me pareció, ellas se disfrazan para salir a la calle, a la noche o al día, (hoy te las encuentras a cualquier hora y en cualquier redonda) se visten de sus mejores galas ,aunque mínimas y esa es un poco la raíz del poema.

Buen finde.un besoteeeeee

Sandra Garrido dijo...

A. Querajeta..
Lo malo es cuando esa noche no es más que un artificio, una más cara más de la que vestirnos.

Gracias por pasar te echaba de menos.
Un abrazo

Sandra Garrido dijo...

Sibyla, Exacto, aunque me gusta que el poema haya dado para muchas interpretaciones (eso quiere decir que no fui explícita y dejé que la poesía se apoderara del lector y fuera de éste) pero es la interpretaciçón que más se acerca, ... para que veas lo que puede dar de sí observar a quien llevamos al lado, que tal vez me equivoqué de todas todas, pero era alguien peculiar, una mujer que decía mucho con su mirada, con sus gestos, con su cicatriz en la cara aún tierna. Tal vez me influyó demasiado todo lo que vemos u oímos , historias de inmigrantes que están atrapados en redes, en las redes de los sin papeles, del maltrato, de los débitos de la amenaza.

UN abrazo

Rafa León dijo...

Estoy impaciente por conocer tus propuestas.

Un beso.

Fernando S. dijo...

un sinfin de kms nos dejan siempre el sabor del desencanto...todos los amaneceres dejan ese arrastre de vidas perdidas...besos

Sandra Garrido dijo...

Una pena Fernando, una pena, me alegro de verte por aquí.
Un abrazo