sábado, 29 de diciembre de 2007

Su sexto cumpleaños



Seis años. Seis años de alegrías y desvelos, de lunas llenas que parecían vaciarse. El cuenco de mis manos es demasiado pequeño para volcar todas tus preguntas.
Tus preguntas nunca fueron infantiles, tienen la profundidad de tus ojos, tus palabras articuladas por un sabio, un pequeño sabio que imparte lecciones .

Aún recuerdo cuando a tus cuatro años, ya te preocupaba la muerte , yo, sin convicciones, te conté un cuento sobre el cielo y tu boquita pequeña se decía, cuál será el idioma allá arriba, sin concebir no comunicarte.

Seis años desde aquella madrugada de aguas rotas, aquel día en que la luz comenzó a manifestarse, como si de hace una hora se tratara y el tiempo me ha arrebatado al dependiente bebe que ansiaba de mis brazos.

Hoy te miro y el orgullo no cabe en este pecho que vive por tu sangre.

12 comentarios:

A.Querejeta dijo...

Qué bonito. Es especialmente emocionante leer esa clase de cosas cuando uno es hijo y acaba por comprender qué es un padre o una madre (aunque, según mis cálculos, no lo vaya a ser hasta dentro de una década jaja).

Disfrutadlo juntos, que luego llega una edad en que a los hijos no nos caen bien nuestros padres (aunque luego eso se cura).

Un abrazo y feliz Navidad.

El Viento dijo...

Precioso. Guárdaselo a tu pirata para que lo lea durante sus travesías, cuando en la lona gima el viento y crea haber perdido sus olas de plata y azul.

Un besazo, Sandra y Felíz 2008.

Sandra Garrido dijo...

Querajeta, llevás razón, yo también tuve manía a mis padres, creo que hay momentos en la adolescencia que hasta llegas a odiarlos en algunos momentos de ira. Después cuando pasa el tiempo, o mejor dicho el día que pasas a ser padre te das cuenta que los hijos no vienen con manual de instrucciones bajo el brazo y que lo hicieron lo mejor que pudieron, excepto algunas excepciones.
Ya me cuesta controlar a Adrián, tiene mucha personalidad, y le cuesta obeceder, supongo que de tal palo tal astilla.


Y tú espera a que llegue tu tiempo...yo a veces hasta me pregunto si hacemos bien en traer niños al mundo tal cual pintan las cosas.Pero supongo que es ley de vida, sino a ver quien nos dará de comer cuando seamos ancianos

Un abrazo

Sandra Garrido dijo...

Lo haré viento. Sabes, has dado en el clavo con la canción de Esponcedra, recita de memoria el estribillo y el principio aunque me tocó discosiones con él, hasta que aprendió a leer( pues lo recita desde los cuatro años) si eran cien o diez cañones, jajaja.
También el lagarto y la lagarta era de sus preferidos, es un buen Rapsoda.

Te deseo un feliz 2008.
Un abrazo

TOROSALVAJE dijo...

Felicidades para él, para tí, tan orgullosa, y que ese amor no haga más que crecer.

Besos.

Trini dijo...

Feliz cumpleaños para tu hijo.
Como corren los años sobre nosotros y nos crecen los hijos...

Un beso para tu niño y otro para ti.

Feliz año nuevo

El Secretario dijo...

Hola Sandra.

Felicidades y alegrías para ti y tu pequeño pirata.

Sí, tiene cara de listo y curioso preguntador.
Respóndele con todo tu amor.

Mientras podamos, nos tenemos que volcar con ellos, hasta que empiecen a realizar sus primeros vuelos en solitario y ya, no nos necesiten.

Hay que apurar estos años.
Hay que disfrutar de ellos.
Ellos han de disfrutar de nosotros.

Y que el año entre con buen pie en vuestro hogar.

Abrazos para vosotros.

Sandra Garrido dijo...

Gracias Toro, fue muy feliz ayer en su cumpleaños, sólo tienes que ver su cara de orgullo.Bueno siempre lo es así que parece que estoy haciendo un buen trabajo, :)

UN ABRAZO

Sandra Garrido dijo...

Gracias Trini , ya ves, muchas veces me doy cuenta del tiempo que pasa en él, porque ya sabes que nosotros casi no cambiamos, jajaja, y que deprisa aaaaaaaggg.

Un abrazo

Sandra Garrido dijo...

Secretario, Ufffffffffff que dificil es a veces, jajaja, creo que tendrían que poner una asignatura en la escuela para saber conestar a esas preguntas.

ME doy cuenta de que tengo que aprovechar el tiempo, y más ahora que viene otro en camino y entonces si que creo que Adrián se hará más maduro.

En fin eso espero que mi chico tenga unos principios cuando sea grande.

Un fuerte abrazo y mil gracias

Viktor Gómez dijo...

Brindo, algo tarde, pero con alegría por los seis diciembres de Adrián. Y por el 2008 que venga con una nueva vida, rumbosa y rebelde, como la de su hermanito mayor, que venga, decía, a ampliar vuestra vida y ocupar el tiempo con sentido y sentidos.

Un gripazo canalla me tiene encerrado en casa desde el 25-dic. Ya no tengo fiebre, apenas moquillos y tos. Así que creo que si, que yo también empezaré el año nuevo mejor que lo acabo.

Un beset,

Víktor

Sandra Garrido dijo...

Viktor, te echaba de menos, eras de los que nombraba en ese echar de menos, creí que estarías de viaje.
Espero que sea así como un roble y con la sensibilidad de una de sus fragiles hojas, todo en su justa medida.

Recuperate, que esta noche tenemos que brindar todos juntos con el vinculo invisible que nos mantiene unidos.

Un abrazooo enorme, llegue a Jana, Lorenzo y David. Que por cierto el mismo día del cumple de Adrián era su santo :) mi felicitación para él también.

Y que el 2008 siga sumando.