viernes, 28 de marzo de 2008

URGENCIAS




Acechan las fauces de la incertidumbre.

Nunca el blanco asfixió
ni la cortina fue mortaja.



Detenido el grito.


las cuatro paredes
comienzan a comprimirse.

En la fosa del miedo regurgita el latido…


Solos él y yo o ella
Respiramos al compás
Esperando la respuesta.






22/12/2007 Sandra Garrido
en la sala de urgencias

18 comentarios:

Sibyla dijo...

+Sandra, todo va a ir bien!!!
Estamos espectantes, sabiendo que la felicidad en tu hogar se va a multiplicar!

Bienvenid@ a él o ella
Felicidades múltiples!

ENHORABUENA!!!!!!!!!!!
Besos mil!

A.Querejeta dijo...

Sandra, qué haces en el hospital? me parece que no estoy al dia jaj.

Un saludo.

Perlita dijo...

Como me he dejado llevar por la buena vida, ando descolgada de noticias, pero me da a mí que lo de urgencias es por algo bueno, ¿no?. Además, si Sibyla felicita, por algo será que ella es muy detallista. Por tanto, te deseo lo mejor si es por lo que me figuro.
Un besito, Sandra, y para todo lo que tenga su latido al unísono con el tuyo...

TOROSALVAJE dijo...

Espero que tú, él o ella esteis muy bien.

Besos.

María Jesús Lamora dijo...

Solos él y yo o ella.
Me ha encantado este verso.
Un abrazo.

Trini dijo...

Nada más dañino que la incertidumbre. Espero que se disipen las dudas y el sol domine todo tu cielo.

Besos

Enredada dijo...

Así me siento, encerrada entre cuatro paredes que ya no me dejan respirar.
Sandra... tu poesía es simplemente fantástica...
mil abrazos
Rox

EL LOBO ESTEPARIO dijo...

Sólo una mujer puede vivir ese momento, debe ser increible sentirlo. El nacimiento de un hijo o hija como tu dices. Un saludo y que todo vaya bien.

Adolfo González dijo...

Sandra, por supuesto te mando mucho �nimo y mis mejores deseos para el barco de tu segundo pirata...Pero tengo que decirte tambi�n que este poema me ha encantado!

Un abrazo

El éxodo dijo...

Las fauces de la incertidumbre, querida Sandra, pueden morder hasta desgarrarnos el alma, pero, a veces, también, pueden lamernos las heridas. En cambio, la certidumbre siempre acaba por ser un agujero negro que nos consume. Dadme un momento de incertidumbre y moveré el Mundo... No, creo que no era así exactamente la famosa frase.

Un poema maravillosamente inquietante.

Un beso.

Matilde Selva dijo...

Sandra, tu experiencia del pasado en la sala de urgencias en fechas tan señaladas, espero no fuera un asunto grave, pero sí que te concedió esa maravilla de poema.

Besos

Sandra Garrido dijo...

Amigos, voy a aclarar que too está bien, que esto es pasado , de diciembre, entonces no sabía que llevo en mi vientre si niño o niña ahora ya sé que es una niña y está bien,...esto lo escribí un día en urgencias con un dolor en el costado, es cierto que la cabeza acompañada del miedo pensó más de la cuenta y salió este poema...pero aquí estamos después del tiempo..y esperando que llegue junio para que María vea la luz.

Un abrazo fuerte a todos.

P.D. Aunque fue un poema de mis versoterapias, lo quisé subir aquí a ver que efecto causaba como poema.
Gracias.

Manolo Rubiales dijo...

Mis saludos y mi admiración por tus versos. No se puede ser más conciso y directo. genial.
Vino y besos

Tomás dijo...

querida sandra
me alegra que todo esté bien, mi mujer y yo lo pasamos francamente mal a los seis meses de mi hijo, una angustia, los médicos decían, 24 horas, aquí o allí, ... fueron las horas más tristes, largas, duras, dolorosas .... de mi vida, pero ahora el tío está ahí, dándome palizas en el PES o FIFA en la play 3, pintamos miniaturas, vemos cine ...
me alegro por vosotras y por él
un beso

en tierra de nadie dijo...

Lo desconocido asusta. Y los hospitales, tan blancos, siempre dan frío. Como la incertidumbre, que siempre sabe a miedo.

Me he puesto al día después de una semana de vacaciones. Me encantó el poema de "Desnudos". Usé tu truquillo en mi blog, muchas gracias, ganan muchísimo los poemas si se puede jugar con los espacios.

besazo, y cuidate

ETDN

Sandra Garrido dijo...

Manolo, me alegro que te guste.-Un abrazo

Tom�s, con el historial obstreticio que tengo, casi prefiero omitirlo porque necesitar�a una p�gina, pero es cierto que el pasado turbio mejor olvidarlo y vivir este presente lleno de futuro. Los hijos nos hacen padecer mucho, menos mal que se constraresta con sus sonrisas.

Etdn.
ME alegro de tu regreso, se te echaba de menos, la verdad es que los hospitales dan yuyu, pero tenemos que verlos como lugares donde vamos a sanar, hay m�dicos y m�dicos, pero los que realmente son buenos y tienen vocaci�n, los veo como �ngeles que alargan la vida.

Voy a ver tu dibujo

Un abrazo

Enredada dijo...

Sandra... tenés un regalito en mi blog, pasate!!!
mil besos y gracias por tus palabras

Francisco J. Ortega dijo...

Que bien descrito cómo se puede sentir un@ en una sala o un box de hospital.
Estoy disfrutando dándome una vuelta por tus antiguos poemas :)

Besos.