lunes, 21 de abril de 2008

Esperaré


No sé si se aviva o se consume la llama
he dejado de ser para ser entrega
y opto por la inercia de los días
no preguntarme ni en tus ojos
buscar la respuesta.
La confusión viaja solitaria
y aunque parezca que el mundo se agota
seguirá esperándonos
entre sábanas de nenúfares
con todas sus promesas.

15 comentarios:

El éxodo dijo...

Mientras quede una llama, Sandra, mejor no preguntarse si crece o está menguando. Lo importante es la llama, esa llama que siempre, mientras no se apague, podrá seguir creciendo y, que, en cualquier caso, nos dará algo de calor y de luz.

Un beso.

kebrantaversos dijo...

guapisimos poemas
de una poeta muy buena
el kebran
(vente a vernos el sabado)

TOROSALVAJE dijo...

El tiempo suele aclararlo todo, la espera parece una decisión acertada.

Y el poema más.

Besos.

A.V.G. dijo...

todavía lo estoy disfrutando y recapacitando sobre la ausencia.

besos y abrazos.

carlota dijo...

En la espera hay esperanza. Y el nenúfar, esa flor tan bella, casi perfecta, es una imagen ideal para expresarla.
Mientras, vivimos en la inercia. Creo que somos muchos/as.
Un abrazo

Enredada dijo...

Tiempo...
solo eso va a ayudar...
el tiempo fugaz o el eterno.... tiempo al fín...
mil besos Sandra...

Sandra Garrido dijo...

Rafa, seguiré tu consejo, de hecho parece que se va aviviando..gracias por esa luz que tanto me llena.Un abrazo enorme

Kebran, no es el mejor de los momentos, ahora ya sabes donde tengo que estar.
Un besazo


Toro, aunque dificil para una impaciente como yo.
Un beso


Avg, Ya ves, a eces la ausencia está más cerca de lo que esperamos.Un abrazo

Carlota, seguramente, somos muchos los que esperamos, los que nos sentimos así, lo que suele suceder es que en estos momentos de tristeza sólo somos capaces de ver nuestra propia cruz.Un abrazo

Rox, dejaremos al tiempo que alivie las heridas, que las sane, dejaremos al tiempo que dicte si el amor es correspondido.

Un abrazo

Adolfo González dijo...

Sandra, te acabo de poner en mi blog el poema que te dije. Gracias por dejármelo.

Hay un verso, "Detenido el grito", más centrado que el resto, pero por mi incapacidad como blogger no he podido respetar esa espacialización que hiciste.

De todas formas, el ritmo no se rompe.

Un abrazo

DIONI dijo...

aunque no ponga muchos mensajes ultimamente ni a cristo, te leoooo,, que lo sepas
jajaja
un abrazote

Chechu Arroyo dijo...

Sandra:
Cuida tus momentos.
Un besazo.

mos dijo...

A veces, llegan momentos de duda. A veces, uno se deja llevar para ver cómo suceden los acontecimientos. A veces, uno no quiere mirar para no saber la respuesta.
Y la llama continúa encendida. Y nuestro corazón late herido por ese conformismo que ha dejado atrás la pasión.
Pero queda la esperanza. Es la que puede devolvernos la ilusión. Susurrarnos palabras de amor antes y después de las sábanas de nenúfares.Esperamos un detalle, una señal, un punto de retorno, una sonrisa, un beso, un abrazo que funda y disipe todos los miedos.
Una palabra que borre todas las dudas.
A veces, nos bastaría con muy poco para volver al amor.
Un saludo de Mos desde la ESFERA.

Sibyla dijo...

Sandra,
llegará el momento para todo...
Hay prioridades, pero después,
las sábanas de nenúfares
abrirán sus promesas!

Besos:)

Sandra Garrido dijo...

Adolfo, que grata sorpresa, te estoy muy agradecida, de verdad que la amabilidad que has tenido es de admirar.

Dioni, ya te echaba de menos, yo también tengo abandonado al personal, y es que hay momentos y momentos.

Chechu, a veces la vida te trae momentos inesperados y una no puedo hacer mucho contra esos acontecimientos.

Mos, bienvenido al blog, mira que llevo tiempo oyendo de hablar de ti, siempre bien, gracias por tu visita y sobretodo por ese montón de buenos consejos que atesoro en mi corazón.

Sibyla, querida amiga te tengo abandonada, perdoname, pero sé que lo entiendes que hay momentos para todo.
Un fuerte abrazo

Sandra Garrido dijo...

Adolfo, que grata sorpresa, te estoy muy agradecida, de verdad que la amabilidad que has tenido es de admirar.

Dioni, ya te echaba de menos, yo también tengo abandonado al personal, y es que hay momentos y momentos.

Chechu, a veces la vida te trae momentos inesperados y una no puedo hacer mucho contra esos acontecimientos.

Mos, bienvenido al blog, mira que llevo tiempo oyendo de hablar de ti, siempre bien, gracias por tu visita y sobretodo por ese montón de buenos consejos que atesoro en mi corazón.

Sibyla, querida amiga te tengo abandonada, perdoname, pero sé que lo entiendes que hay momentos para todo.
Un fuerte abrazo

Trini dijo...

Como todo en la vida, a veces, la llama descansa. No se puede asegurar que se apague, pero brilla menos, hasta que un día recobra fuerza. Así, como todo.

Besos