jueves, 17 de abril de 2008

Abril marchito


Nunca pensé en un abril marchito
la muerte pertenece a los otoños.

Supongo que los sueños siempre mienten
y aunque nos inunden los ojos
en despertares de sogas al cuello,
la danza de los vientres
desprenderán la cuerda
atada a la cintura.

La duda será un escalón más hacía la cumbre
donde el infinito se estremezca
en la palma de la mano
y las certezas, licuadas,
dejen de abatir las fuerzas
y sean fuerza y razón.

Ámame hasta la muerte
yo te amo desde antes de estar viva.

12 comentarios:

Mamen. dijo...

Sandra amar es dar, sin olvidar que se debe de pedir para no agotar el camino de ida.
Me encantó.
Besazos.

Enredada dijo...

Sandra,
de este lado del mundo si pienso y veo un abril marchito....
un amor marchito,
marchitas miradas y desoladas personas...
viene el frío cruel que todo lo abarca... y hasta congela corazones...
paradojas, nunca imaginé un setiembre marchito...
besos mil

TOROSALVAJE dijo...

Sandra que fuerza tienen tus palabras.

Cada poema un relámpago.

Besos.

kebrantaversos dijo...

joder....
que poema
EL KEBRAN

Trini dijo...

Abril te da sorpresas...

Como siempre, tus poemas, son un grito que al alma nos llega.

Besos

Malena dijo...

Un abril marchito en nuestro corazón puede causar estragos desgarrando nuestras esperanzas e ilusiones. Es el momento de ver con nuevos ojos lo que nos rodea y abrazarnos a ese amor que nos acompaña y que siempre nos devuelve a la vida.

Precioso, Sandra.

Un beso muy grande.

Elisa & Rafa dijo...

Precioso Sandra, triste y desesperado. La súplica final es el colofón perfecto.

Un besico!!

Chechu Arroyo dijo...

No dejes a esta primavera borrar el verde vivo de sus nuevas hojas. Es abril, solo abril y no tiene ocres.
Un beso Sandra.

María Narro dijo...

ufffff hasta el infinito has subido con tus últimos versos, porque sin lugar a dudas, mi querida Sandra, eso es lo único que importa.

un abrazo muy fuerte.

El éxodo dijo...

Magnífico este poema, Sandra, magnífico. Me ha gustado mucho, y los dos primeros versos son impresionantes. Tras abril, llega mayo, el mes de las flores.

Un abrazo.

Matilde Selva dijo...

Estupendo poema Sandra, y recuerda que en la naturaleza, la muerte precede a la regeneración.

Besos

www.minombre.es/manuelrubiales dijo...

No tengo palabras, solo puedo decirte que este poema me ha dejado paralizado. Es genial.