lunes, 25 de marzo de 2013

¿Inventarte?


Ya no se como inventarte.
Podrías ser el vértice opuesto a mi ángulo,
como la abertura de una boca cuando besa
o el aliento que entumece la epidermis .
Podrías ser el sol que yace en mi vientre
o el último bocado,
ese que tanto me apetece y que nunca comparto
y soy capaz de morder a quien lo roba
Podrías ser el dolor pegado a mi costado
y ver en tu mirada todos los amaneceres
aunque duelan.
La ecuación imperfecta de todos mis decimales,
la perfección es aburrida.
Podría gestarte en esta ranura
en la urdimbre
tus flujos saben a delicia
serías lubricante de mi tierra
de este desierto
que me inunda.



                                                                                
                                                                                       No, tú ya estás inventado y así me gustas.

 

14 comentarios:

Lichazul dijo...

la elucubración interna se disipa con el verso final
suele suceder que en cuestiones de amor, el otro es como es y todo se adapta para que la emoción fluya

abrazos y buen lunes

Vera Eikon dijo...

Me gusta ese final! Creo que así ha de ser...Besos

Saudades8 dijo...


Seguro que si lo reinventas ya no será lo mismo, él es así y es lo que te atrae de él, espero que tu huerta siga con ese hortelano que te riegue y te de calor.

Besos desde otras tierras.

Ladrón de Guevara dijo...

El problema de querer inventar a alguien, es que a final no es él, sino su caricatura. Y a nadie le gusta amar caricaturas.

Grandes versos.

Cuídate.

Darío dijo...

Quizá, un poco lo inventás en el poema... Un abrazo.

Sandra Garrido dijo...

es lo que tiene la poesía, que nos permite inventar, reinventar o dejarlo así tal cual, o describir, porque en realidad todos los podrías ya son realidades

Gracias por vuestras palabras, siempre son un aliento para seguir compatiendo.

Besos

sarco lange dijo...

Un poema nos salva de tanta derrota.

Un beso.

Mos dijo...

No lo reinventes más. Deja que lea estos versos y se dé cuenta de que existes, que eres real. Y puede que sea él quien se invente para ti.
Gracias por pasarte por mi orilla y mantener el contacto.
Volveré por tu poesía.
Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

Sandra Garrido dijo...

Hola Mos,

Gracias a ti por retomar el vinculo porque la verdad es que he estado muchos años ausente, espero esta vez ser más constante. Un abrazo

Lichazul dijo...

muchas gracias por tu huella
magia tienen las ideas que a veces al voleo se escapan y se agarran del labio

abrazos y mucha energía

tierramojada dijo...

Amar, sin exigencias ni cambios ni reproches. Simplemente amar el alma que te ilumina.
Complementarse.
Porque ya estamos inventados, y sólo se trata de encajar las piezas.

Un abrazo! :)

Sandra Garrido dijo...

tierramojada,

una lectura diferente, eso es complemntarse,
uno cuando escribe inventa en cierto modo.

un beso

VivianS dijo...

Qué belleza de poesía.
Se lee como una cascada y voy imaginando.
El final es muy a lo Sandra, atrapa. Yo, como todos se han ido, creo que dado mis fracasos amorosos (soy un desastre y hasta me olvidé de cómo es eso de amar) hubiera escrito..

No, tú ya estás inventado…¡Y no tienes remedio!

Te lo juro, eso me suena. Bue, ya sé que usted está enamorada de ese señor que no entiende sus poemas, pero está ahí, lleno de ternura y eso es lo que importa.
Bueno, no sé si alguien saltó el paredón pero dejó de sonar la alarma…¡O se robaron todo!
Besos

Sandra Garrido dijo...

Vivians,

Pues no lo entiendo, es que no has encontrado a quien sepa apreciar lo bueno, de eso no me cabe duda.

Yo tampoco se amar , siempre amo mejor en mis poemas ;)

un beso.

P.D. Un poema menos cojo, ya tiene tu muleta