miércoles, 13 de marzo de 2013

LA LLUVIA QUE CALA LOS HUESOS


Cae la música sobre mi cuerpo
gota a gota
empapa la sonrisa
chorreo notas
¿lo notas? 

Ya se que no me entiendes
pero hablo de ti. 

Tarareo una canción en mi silencio
de esas de abuela
no comprendo el porqué
gustándome el rock
me ponen las coplas
y los boleros
me humedecen los mofletes
y con los ojos cerrados
toda la rutina
se va por el desagüe 

y apareces.

6 comentarios:

Darío dijo...

Eso es magia.

VivianS dijo...

Toda la rutina
se va por el desagüe
y apareces.

Qué bello ese final.
He sonreído con lo de la canción de abuelas porque suelo tararearlas emocionada sin que mis amigas entiendan cómo puedo embalsarme con los cursis-boleros-cubanos.
El título es muy bueno, digo yo, no sé.
Gracias por tus palabras en mi blog, todas las semanas me voy tres días a otras ciudades a trabajar, llegué esta tarde, por eso no pasé antes a visitarte pero los he leído.
Un abrazo

Sandra Garrido dijo...

Lo dudo, lo dudo, lo duuuuudooooo. Esa fue la causante de ese poema, y no tenía dudas, jeje.

Gracias de nuevo, es tu casa cuando quieras y puedas, estás invitada a entrar y salir.

Un abrazo

Josefa dijo...

me ponen las coplas
y los boleros
me humedecen los mofletes
Me quedo on este verso. ¿Será porque soy mayor?
Vengo del blog de Perlita a conocerte y invitarte a conocer y comentar en el blog de josefa.
Te espero.

Vera Eikon dijo...

A veces "todo" es un alguien. Por eso nos enternecen ciertas canciones que son un lugar común...Un abrazo

TORO SALVAJE dijo...

Oye, voy a probar a hacer lo mismo.
A ver quien aparece.
Verás como no me guste...

Besos.