martes, 15 de julio de 2014

Siempre hay una razón


Foto: Takuma Nakahira



La duda existencial que sella la cobertura de los labios.
Crear un paraíso con pajaritas de papel. 

Han llenado la ciudad de antenas que apuntan al cielo
como si fuesen escaleras a la eternidad.
Cuánta espiritualidad se desvirtúa por las redes  wi-fi. 

Es hora de acomodar los silencios,
de aplicar un régimen de visitas al interior de tu boca.
Siempre fuiste tú
el sentido que dio razón al desvarío que deshuesa.
Es hora de cerrar la puerta para que se adentre la noche.

25 comentarios:

Maribel Sánchez dijo...

Duele.

De barro y luz dijo...

La noche se fundió con la wifi y se expande a todas horas por las bocas y los corazones.


Bss

mailconraul dijo...

La red y la wi-fi han llevado esta belleza de espiritualidad a las pantallas de la noche.., desvirtuada y, tal vez, tergiversada allí donde se cierran las puertas.

María Socorro Luis dijo...

No cierres la puerta a la noche, que es hermosa.
Hermosa, como tu prosa poética

Besos

Pablo Romero dijo...

Porque siempre se puede sangrar un poquito más

Amando García Nuño dijo...

Y espera, que algún día no habrá siquiera sentido que dé razón al desvarío. Cuestión de tiempo.
Abrazos, siempre

Ana Belén dijo...

Que hermoso poema, como todos los que escribes. Siempre me ponen la piel de gallina.
Hermoso.
Un besazo <3

Amapola Azzul. dijo...

Estoy de acuerdo, un beso, Sandra.

elisa lichazul dijo...

felicitaciones Sandra, este poema es total
besitos

Vivian dijo...

Es precioso Mariposa, diríamos que un poco desolado, pero en ello radica la belleza.
Estos dos versos son para chuparse los dedos, como cuando comemos pollo:

Es hora de acomodar los silencios,
de aplicar un régimen de visitas al interior de tu boca.

Genial.
Bueno, eso de “comemos pollo” fue generalizar porque no como esos plumíferos muertos. (Me acordé del señor del restaurante, hacía ñam-ñam, ruiditos)
Agradezcamos a esas antenas de wifi, sino tú no me hubieses conocido ajajá. ¿Viste? No tengo abuela! ¿A que te reíste? Boba!
Ya vine de los montes verdes.
Besos (Muchísimos)

Carmen dijo...

Es mejor existir sin dudarlo.

Besos.

PMPilar dijo...

*pues claro, Sandra, esto y más //
llenar la ciudad de antenas, apuntar y apuntalar cielos.
acomodarlos de inexistencias...
lo que el viento quiso llevarse y se (os)llevó para siempre*

abrazo fuerte

Esilleviana dijo...

Todos los medios que hemos creado para contactar y comunicarnos con los demás ocultan un lado oscuro y negativo: nos aisla a la vez que necesitamos la relación indirecta con los demás, suena contradictorio...

me gustaron tus palabras.

un saludo

Sandra Garrido dijo...

Luis,

Nos quedamos atrapados en una red donde navegamos sin mares. Besos

Sandra Garrido dijo...

Raul,
La wifi nos acerca a mundos sin tacto y no aleja de lo palpable, algún día la noche será total.

Un abrazo

Sandra Garrido dijo...

Soco, siempre adoré a la noche, pero el día y el sol me conducen mejor. Un abrazo enorme

Sandra Garrido dijo...

Pablo,

Hya veces en que las heridas ya no sangran y sólo son feas cicatrices que no dejan nunca de doler.
Un abazo

Sandra Garrido dijo...

Amando, me superas en negatividad, Un abrazo

Sandra Garrido dijo...

Amapola, un abrazo

Sandra Garrido dijo...

Ana Belen, agradezco tus palabras, un abrazo

Sandra Garrido dijo...

Eli, gracias cariñet, un abrazo

Sandra Garrido dijo...

Viv, ya me conoces, y en la poesia soy ella, esa zona oscura que hay al fondo de un callejón sin salida.

Al final va a resultar que te comes los pollos vivos jajajaja, porque haces hincapie en los pollos muertos, jajaja. de verdad que bien me haces cabra loca.

Y deja de comer que al final cuando la oruga sufra metamorfosis no va a poder volar.

besos palomita

Sandra Garrido dijo...

Carmen, y te tengo que dar la razón, cuanto más preguntas se hace uno, más respuestas sin resolver. a veces, dudo hasta de existir, jajaja

besos

Sandra Garrido dijo...

Pilar,
Se llevó, borró, anuló.
sin abrazo
ni aviso
sin remedio
apuntaremos la dirección de mail de los de arriba y los de abajo.

Un abrazo

Sandra Garrido dijo...

esivelliana, asi es . Todo tiene su controversia y contrapartida, habrá que aprender a hacer uso de lo necesario.

un abrazo