viernes, 1 de agosto de 2014

EN LA ISLA


Foto: Alin Ciortea


-Yo sigo tan permeable como siempre
Y no hay un puto condón emocional. 
I
Me abandoné a las mareas
y soy la isla
rodeada de mares sin un triste pez
sin salvavidas.
II
Después del abandono
llegó la lluvia
años diluviando por estas calles solitarias.
Caían gotas  
por eso este charco y no la sombra
y los chasquidos de mis pies.

16 comentarios:

elisa lichazul dijo...

isla siempre lamida por la marea salobre... tanto salitre escoce y forma costra
vendrá quien rompa la calma y liberé la tierra

besitos

Vivian dijo...

Bellísimo Mariposa!
Volverán los peces, y "las oscuras golondrinas" (Y quién sabe, tal vez los tiburones)
Besos.
Muacks

Sonsoles dijo...

Todos estamos solos, aunque durmamos con alguien o demos un paseo en medio de una multitud.
Q bonito hablas ;)
Besos

mailconraul dijo...

Me gusta la síntesis y la profundidad de los versos y la genial frase del enunciado.

-Necesitamos condones emocionales para nuestra permeabilidad...

- El mar le da nombre a la isla y no al contrario. Con peces y salvavidas seguimos siendo "isla".

-Nuestros pies de lluvia y el abandono de los charcos...


Julito Chés dijo...

Escribirla ayuda a engañarla.
La desdicha, la soledad y la nostalgia, me refiero.
Besos

María Socorro Luis dijo...

...y un día arribará un barco, con velas de ilusión y gaviotas en sus mástiles.

Besísimos

Joaquín Galán dijo...

Ser permeable solo es un drama cuando se es también isla y no para de llover...el agua termina por inundarlo todo.

¿Condones emocionales?.Genial.

Saludos Sandra.

Mia dijo...

ánimo Sandra, ya verás que llegarán cosas bonitas y el mar otra vez tendrá pececitos de colores y tú los verás enseguida, es muy bonito lo que escribiste, mucho.
un abrazo y muchos besos

De barro y luz dijo...

La lluvia crea charcos donde se diluye la soledad de las calles..y de las almas.


Bss

Ladrón de Guevara dijo...

Al final somos eso, años de diluvio, algún claro, y charcos donde vernos reflejados. Pero hay que reconocer que en los días de sol nuestra imagen se ve especialmente bonita.

Cuídate.

Amando García Nuño dijo...

Admiro, y hasta envidio, tanta humedad. De isla o de charco. Sigo desierto.
Abrazos, siempre

mailconraul dijo...

Sólo una isla comprende a otra isla.

Sandra Garrido dijo...

Insular me advierto
distante
en la hora detenida

Es la ausencia el mortal silencio
de una distancia que nos comparte

Pat.mm dijo...

Triste...Muy triste...pero me gusta
Besos,

Julio dijo...

Entrañable e intenso, Sandra. Poesía de la existencia y el pálpito. Me gusta. Con un abrazo.
Salud.

Julio G. Alonso

poessia dijo...

Pues yo iba leyendo de arriba abajo y me paré, como en los anteriores poemas, en éste, que me atrajo hasta este recuadro.

"soy la isla
rodeada de mares sin un triste pez
sin salvavidas"; estos versos parecen describir al ser humano en su esencia natural.

Un abrazo