sábado, 19 de marzo de 2016

REINVENTARSE


Foto: André Kertész


Podemos reinventarnos aunque sea harto difícil y volvamos a caer en las costumbres que más nos repugnan. Podemos desprendernos de nosotros y retomar todo aquello que nos parezca interesante, la edad es lo de menos a la hora de renacer, parece más sencillo cuando uno es joven y aún no se ha contaminado demasiado de sí mismo y sus manías, no tiene una zona de confort lo suficiente esponjosa y con olor a limpio que le mate el verdadero yo o yo sea una total desconocida de la que fui y todas mis convicciones una mera escusa para soportar la incierta forma que nos atañe

15 comentarios:

P MPilaR dijo...

la propia reinvención es ya en sí misma la incapacidad de sostenernos en nuestro armazón.
Lo otro, la armadura, segundo a segundo queda reducida a mero armatoste.
Y ya, ni le caben apaños..

besos


Sandra Garrido dijo...

hay que oxidarse para darse cuenta que se precisa aceite porque hasta que no podemos movernos o el movernos chirria estamos ciegos de espejos de tanto mirar ventanas ... Apañaos vamos

Besos Pilar

lunaroja dijo...

uf, creo que nos estamos reinventando todo el tiempo,desde el preciso momento en que tomamos conciencia de esa coraza oxidada... Me ha encantado tu reflexión Sandra. Creo que todos llegados a una edad, comenzamos a resquebrajar como podemos,la coraza que se ha ido formando con el paso de los años,a golpe de rigideces,desengaños,dolor,etc...

Francesc Cornadó dijo...

Hay que reinventarse permanentemente. Poner en cuarentena los hábitos, sólo con una reflexión claramente librepensadora podremos saber que es lo que verdaderamente repugna, -cuidado que aquí pueden haber sorpresas-
Salud
Francesc Cornadó

María dijo...


No creo que sea necesario reinventar nada mi querida SANDRA, ya lo está casi todo y es más que suficiente. Creo que somos lo que somos justo por todo lo que fuimos y hemos dejado de ser para ser lo mismo de otra manera ahora mismo. Es el proceso evolutivo de cada uno lo que nos hacer ser quienes somos sin renunciar a nada de lo que fuimos ¿Sabes lo q me gusta pensar a mi? que el tiempo nos convierte en alambiques de nosotros mismos, en nuestra mano está extraer lo mejor de nuestra propia esencia o conformarnos con ser uvas pisadas por la vida que nos toca y... ya está ;)

Tú por ejemplo, eres ron añejo joven jaja de esos a los que la barrica de roble les contagia su color dorado y cálido que hace que el alcohol deje de saber y solo perfume la nariz y acaricie la garganta:)


Mil besos bonita, si te vas de SS que disfrutes mucho, si como a mi no te dejan, disfruta igualmente ;)

Sandra Garrido dijo...

Eso creo yo también Luna y aquel que no se reinventa se queda obsoleto... hay que ir actualizando el software pero somos lentos.

Sandra Garrido dijo...

Francesc
Seguramente lo que más nos repugna suele estar en el interior aunque nos empeñamos en exteriorizarlo y visualizarlo en el resto.
Gracias por tu punto de vista que siempre me resulta enriquecedor.
Salud!

Sandra Garrido dijo...

Jajaja aysss cuidado con las siglas que estoy leyendo "la luz que no puedes ver" y estoy transportada a la Alemania nazi y casi me da un yuyu con lo de la SS.
Cómo que no podemos reinventar nos? Uno no debe oscecarse o encasillarse pero es cierto que para llegar a ese extremo. La esencia de uno no cambia pero si podemos construir desde los escombros una bonita casa.

Tomo vacaciones (que me van a venir genial)pero por el momento me quedo aquí. .. a aguantar la marabunta humana que nos espera... jajaja saldré corriendo o me escondere hasta que se vayan.un besazo preciosa

mailconraul dijo...

Reinventarnos hasta desconocernos en otra piel!!!

Sandra Garrido dijo...

Lo de vestirnos de otra piel es la mejor forma de empatizar y sentir el dolor ajeno que cuando vemos de lejos ni nos inmuta.
Me avergüenzo Raúl de vivir en UE

Manuela Fernández dijo...

Yo procuro reinventarme cada día porque sin ello me aburriria a mí misma y creo que es la fuente de la creatividad.
Aprendiendo de ti y caminando contigo si me esperas.
un abrazo.

Julie Sopetrán dijo...

Reinventarse, para no dejar de vivir... Hermosa y necesaria reflexión.

María Socorro Luis dijo...

Buenas moches a la Sandra nuevacita, recienreinventada, y mil cariños.

María Socorro Luis dijo...

nuevecita, quise decir

M dijo...

Sandra, espero me recuerdes. Debo decir que nunca dejé de leerte, en todo este tiempo. Justamente hoy vuelvo a escribir y esta maravillosa idea que expresas me ha llenado completamente. Coincido en esa necesidad de reinventarse, y en la dificultad que implica la simple idea de hacerlo. Es una idea que empodera, uno siente la fuerza y la convicción de que nosotros poseemos la capacidad de encontrar una mejor versión de nosotros cada vez, y al mismo tiempo, el ensayo y error es tan enriquecedor que el arriesgarse a reinventarnos va dejando de suponerse tan complejo. Te mando un montón de abrazos. Me hace muy feliz leerte y saber que sigues aquí, creciendo y creciendo como siempre :)