jueves, 18 de agosto de 2016

CRUCES



Dormiré sin un murmullo
ya el sueño
nos mecerá
sobre la enredadera que nos une.

No te preocupes.

Las montañas
rodean estas paredes
y protegen
todo cuanto aúnan.

4 comentarios:

P MPilaR dijo...

Más allá del muro infranqueable del
silencio.
Besos

lunaroja dijo...

has dibujado con tus versos un instante perfecto. Es precioso.

A. Azzul dijo...

Qué bien sentir una protección tan grande. Besos.

mailconraul dijo...

No me preocupo, ya veo que estás bien protegida...