miércoles, 24 de octubre de 2007

EL CUENTO DE LA VIDA

Perfilando los sueños en la retina del silencio
rueda la fábula del príncipe encantado
dragones de fuego, brujas malvadas
hadas de cuento y duendes traviesos
ocultos en el libro inédito de la fantasía.
¡¡Existen!!
He visto dobles cabezas agazapas en la noche,
sortilegios que sólo ve el ojo del universo,
ciegos al único lenguaje de los símbolos.
He sentido el alma de todas las cosas
después de mucho caminar en realidades.
Mi fantasía se palpa, cada aurora me susurra

-Tú tienes el poder sobre el cuento de la vida.-

14 comentarios:

Maribel Sánchez dijo...

También tienes el poder sobre la palabra y eso lo dejas evidente en cada poema que nos dejas aquí, la vida solo es cuento cuando nos acercamos al oído de un niño para explicarle alguno, la realidad es tan evidente que por muchos que nos gustaría convertirnos en hadas o brujas o lobos feroces, depende del momento, no hay manera.

Sandreta, más besos y abrazos de aquellos que ya conocemos.

Sibyla dijo...

Es cierto Sandra, tenemos el poder sobre nuestra propia historia si queremos...
Solo tenemos que soñar como tú lo haces.
Abrazos.

Antrologia dijo...

ese final precioso con doble lectura... ¿un atisbo de esperanza? ¿o la entrega total de las llaves de nuestra vida al prójimo? bello de todas formas

los peores lobos son los que se disfrazan de oveja...

4 besos!

en tierra de nadie dijo...

"He sentido el alma de todas las cosas
después de mucho caminar en realidades"...
"Tú tienes el poder sobre el cuento de la vida"...


Creer en cuentos es peligroso, porque la realidad acaba decepcionando. Pero no creer es aún más triste: aferrarse a las fantasías ayuda a vivir.

Un besazo, y gracias por tus comentarios

ETDN

Mainumby dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mainumby dijo...

Es verdad, tenemos el poder, pero a veces le tem(o)en...

Hemos visto más lobos y dragones de dos cabezas, que seres de luz; tal vez sea eso...

Aceptar que somos los dueños de nostros mismos, es el primer paso dicen...

Y que no sea sólo un cuento...

Un abrazo!!!

Sandra Garrido dijo...

MAribel, la vida nos ofrece variedad de oportunidades que muchas veces ni vemos, también nos pone a prueba.
Ayer mismo tuve un día nefasto, pero aún así fue un buen día...ayer me dijeron que ya tiene latido, por lo tanto fue un día importante, y fueron más cosas malas que buenas pero la buena prevalece.
Somos nosotros quienes debemos observar la buena perspectiva.
Un abrazo

Sandra Garrido dijo...

Sibyla, llamemosle cuento o teatro, pero nunca debemos dejar nuestro guion en manos de nadie, sólo las nuestras, los caminos los escojemos nosotros, y la experiencia nos va guiando.
Uffffffff que filosófica me he levantado hy, jajajaja.
En fin hagamos de esta historia toda una aventura.
Un abrazo
Sandra

Sandra Garrido dijo...

Antrologia.
En realidad, el final , según mi decir, esa llave la tienes tú, uno mismo es el único propietario de sus actos, y la realidad no está tan lejos de la ficción, o acaso no has conocido alguna bruja en tu vida, algún angel, o incluso al lobo feroz que luego resultó ser todo un cordero...
Nosotros somos capaces de más de lo que imaginamos.

No obstante también podemos entregar esa llave, a quienes creamos que siempre sabrá utilizarla bien.

ME gusta tu interpretación.

abrazos x4 y xd

Sandra Garrido dijo...

Etdn-
Sí, tienes razón, pero se puede vivir de cuento con los pies bien plantados en la tierra, la realidad decepciona cuando nos pilla por sorpresa, si siempre somos conscientes de ella, no será tan brusco el encuentro.

No se vive de ilusiones pero que divertido es tenerlas.

Un abrazo

Sandra Garrido dijo...

Main-
querida amiga, los temores soninseguridades, y las inseguridades no son malas, te harán ser cautelosa, y es cierto que hay peligros en la calle, cada vez más, tenemos que estar alerta para saber donde pisamos y por donde andamos, una vez sea así, los temores se desvanecen.

Seguro que te has cruzado con más seres de luz de los que crees.. mira lee esto:

Arcángel de vuelos traslúcidos
su boca- mi ritual- sonríe,
su mano acaricia mi alma.

Continúa por su vereda
antes, me dedica sus ojos.
Hunde en mi pecho una ilusión.

Existe, ojos de ángel humano.
su mueca de ternura resucitó mi espíritu…
extinto en una fosa sepulto de oquedad.


Este poema lo escribí en un mal momento, en el que una persona con su atención y su sonrisa, una completa desconocida, me mostró sus alas.

UN abrazo

María Narro dijo...

sí, ese poder no se puede transferir.

Un abrazo

Sandra Garrido dijo...

El día que lo perdamos , María, estamos perdidos..Paradojico
Un beso y mil gracias

Maribel Sánchez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.