sábado, 10 de noviembre de 2007

Muro infranqueable


Rocas, piedras, cemento tapando grietas,
construimos el dique, muro infranqueable
contra los reflujos,
síndrome de la defensa
automático
una gota activa la palanca.

Uno arriba de la torre de Babel
no ve más allá de los peldaños
del orgullo
en escalera de caracol
se descoyunta el entendimiento
una acción es suficiente
y nos ahogamos en el pantano
de nuestras propias razones .

Atados al victivismo
el lamento alimenta
la carga de los baúles.
Los grilletes
son verdugo de los labios,
esclavos de aguas corrompidas.

27 comentarios:

Felipe Díaz-Miranda dijo...

Igual que el protocolo...
los muros están para saltarlos.

Me gustan las poesías que tengo que leer 2 veces =D

Fernando Sarría dijo...

saludos y sigue dejando tus palabras teñidas de ti...besos.

Sandra Garrido dijo...

Exactamente, Felipe, saltaremos el muro de los convencimientos, pues en la mayoría de las veces estamos equivocados de una verdad relativa.

Uff, cada vez me encrípto más.

Un abrazo

Sandra Garrido dijo...

Gracias Fernando, por asomarte a mi ventana.

Un abrazo

Manual de Antrología dijo...

es un poema de cadenas sobre uno mismo y sobre el mundo exterior... el orgullo nos ciega y nos impide ver que, a veces, lo que creemos muralla infranqueable no es más que una tapia, un murete

un abrazo Sandra!

Mainumby dijo...

Uff, qué intensidad!!!

Con orgullo construímos nuestro porpio muro, nos ponemos bajo el rótulo de víctimas ante cualquier cosita y ahí empezamos la marcha.
Claro, tenemos pruebas y las razones nuestras son más que suficientes.
Somos nuestras cadenas y nuestra liberación, simplemente está en nosotros querer o no revertir la situación...

Un abrazo, Sandra!!!

;)

A.Querejeta dijo...

Estamos esperando
a que alguien los salte
o los derribe.

O se vengue de ellos
con esta poesía.

Que así sea.

Me ha gustado y muuuucho.

cuchhhi dijo...

muchos muros diarios son dificiles de vencer, ¿pero no es la Vida esa lucha?, besos

Jose dijo...

Tus poemas están cargados de fuerza y pasión en cada palabra, como si cada palabra utlizada fue pensada para ocupar solo un lugar determinado y especial.

Fue muy grato encontrar tu obra...

Espero volver por aca... Saludos.

Maribel Sánchez dijo...

No te encriptas Sandra, es un poema claro, aplicable a infinidad de situaciones y momentos y con diversas e interesantes lecturas. Yo misma puedo sentirme identificada en el y posiblemente no tenga nada a ver con lo que tu estás diciendo. Es lo bueno de la poesía, cada uno y en cada momento puede hacerlo suyo de diferente manera, o simplemente gozarlo.

Un beso. (va a ser una semana dificil y de nervios.)

P.D. El comentario de antrología para mi es de lo más acertado.

Mamen dijo...

Gracias por tu visita, Sandra. :)
A mí también me gusta mucho lo que leo aquí.
Volveré.
Besos.

El Viento dijo...

Tal vez percibimos como agresión lo que no es. Un exceso de sensibilidad, de debilidad o de orgullo.. Es cierto que tapamos muchas grietas, que levantamos muros que nos separan aunque pienso que algo de autoprotección es necesaria..

Un beso, Sandra.

txanba dijo...

debemos de explorarlo todo, pero sin que seamos cómplices del olvido y de la comodidad...


un abrazo.

Sibyla dijo...

Los muros fueron ideados para proteger del miedo, pero por temor a
lo desconocido, hemos olvidado que somos humanos y no solamente banderas pintadas de diferentes colores...
Un beso Sandra.

en tierra de nadie dijo...

Nos pasamos la vida levantando y derribando muros, propios y ajenos. Es una lucha constante, muy cansada, pero inevitable. Tal vez el truco esté en encontrarle el encanto y el punto de equilibrio. A veces hay que derrumbarse para construir cimientos más fuertes.

Tu poesía no deja indiferente.

Un besazo

ETDN

Gustavo Tisocco dijo...

Sandra bello poema para ir más allá de las palabras.
Un abrazo enorme Gus...

María Narro dijo...

la gente tiene miedo a sufrir, a vivir, es más fácil encadenarse o esconderse en el victimismo.

Versos complicados dijo...

Querida Sandra, las palabras on libres en tu verbo.

Derrumbemos nuestros propios muros.

Un placer siempre leerte y acariciar contigo la poesía.

Besos,

Migdalia

Mainumby dijo...

Sandra, que hace días no sé de vos...
Cómo va todo, querida poeta?

Un abrazo fuerte!!!

Miguel A. Rincón dijo...

Me ha gustado tu blog, llegé a él casi sin querer.

Un saludos desde Cádiz.
Miguel Ángel.

Rafa León dijo...

A ver cuando echas abajo ese muro infranqueable, que se echan de menos tus poemas. Espero que estés bien.

Un beso.

Trini dijo...

Saltemos el muro con la ayda de nuestra fuerza. Lamentarse por su altura de nada nos vale...

Un abrazo

Sandra Garrido dijo...

hola a todos, muchisimas gracias a todos, en su momento daré las gracias a cada uno pero ahora hay circunstancias que no me permiten acceder a internet , entre ellas un cambio de servidor del ADSL, y un catarro que me ha tenido alejada de la red.

A los nuevos blogeros que se han tomado la molestia de dejarme su hálito...José, Mamen, Miguel Angel, espero os sintais agusto, como en casa... pasaré por las vuestras en cuanto esté conoctada al mundo virtual.

Un fuerte abrazo a todos.
Sandra

Juan Andréu dijo...

Bonito y una verdad la creacion de diques para contener lo incontenible.

Viktor Gómez dijo...

No traigo luz, sino perplejidad. Tu poema tiene la capacidad de entrever en la niebla de un presente desenfocado, turbio, malquerido por muchos.

Este poema-estilete reabre esas grietas tapadas por lo opaco y duro.

Buen versar,

Tu Víctor

cielo claro dijo...

Querida amiga, pasearse por tus versos es un deleite exquisito. Siempre será grato leerte. Maravillosa toda tu obra, te felicito, espero no sea nunca tarde para decírtelo, que no se me olvide hacerlo, ojalá, cada vez que entro a tus poemas.
Un abrazo grande y fuerte.
Freya.

Sibyla dijo...

Sandra, te esperamos con anhelo,
que te recuperes de esa gripe, y que cuides muy bien de los dos...

Hasta pronto querida amiga.
Muchos besos.