jueves, 8 de noviembre de 2007

En el tren de ida, en el tren de vuelta

A David y Adrián

A lo lejos, una mirada de nostalgia
emprende el vuelo junto a sus voces.
El calor que abriga en la rutina,
piel de melocotón en mi amanecer.

Echo de menos, lo que echaré de más
en el instante del fin de mi destino.

Allí el tiempo es una fugaz estrella
nunca deja de brillar aunque no se visualice.


22-10-06



El cielo pesado de nubes hoy parece el más liviano.
pinta un cuadro de tristes hebras
deshilachado briznas de vida .

Todo es aparente. Este rito otoñal me alegra.
Unos molinos vitorean al viento,
bailan al son de mi júbilo.
Inalcanzable invita la llanura
a recoger el horizonte en un suspiro.

Se descuelgan los segundos en racimos de ganas
hasta llegar a vuestro abrazo.

5 comentarios:

Trini dijo...

Los aires de otoño arrastran las nubes lejos de nuestro cielo y, las tardes d enoviembre invitan a los abrazos.

Un abrazo

Néstor Morris dijo...

Sandra, hermosos versos con un colorido que conmueve y atrapa.

Un abrazo, poeta.

Maribel Sánchez dijo...

Sandreta, recuerdo el primer poema, lo recuerdo cuando lo leíste y el día en que lo leiste pero una vez más me doy cuenta de como los trabajas hasta estar completamente conforme con el resultado.

Joer tengo que aprender a dejarlos reposar.

Besazos y buen fin de semana "gordi"

A.Querejeta dijo...

La primera y no la última vez que paso por aquí. Gracias por tu visita.
Pasaré por aquí más a menudo, es inevitable.

Tengo un poco de prisa, que hoy toca Quique González en Oviedo y tengo que hacer varias cosas previas a escuchar al Kid.

Un saludo.

Sandra Garrido dijo...

Trini..Fijate que hace un año que lo escribí, y esos aires son los mismos.

Néstor, encantada de encontrarte y espero volver a verte por aquí, estás en tu casa.

Maribel, ayyy, cuanto ha llovido desde entonces ehh, un tren de ida y de vuelta un principio y un fin...jajaj, ya me conoces aunque cada vez los dejo menos enmacerar.

A.querajeta..pues espero que así sea, y sea recíproco, espero te sientas como en casa, ya nos contarás como ha tocado.

Abrazos