sábado, 3 de noviembre de 2007

Su nombre será bendición




Esperando el primer latido
junto al amanecer,
en el lienzo azul se perfila una aurora,
aun el sol no ha abierto los ojos
sus párpados son de escarcha.
Siempre fui incrédula
las pruebas me remiten a los estigmas,
la vida ha maltratado este deseo
y no es el hoy
un historial de antecedentes
mantienen en alerta los sentidos.
la fragilidad reluce
en las puntas de esta estrella
del tamaño de un suspiro.

Su nombre será bendición.

20 comentarios:

txanba dijo...

del tamaño de un suspiro?... muchas veces tenemos nuestra propia historia, la personal, la colectiva que tiene que ver, con lo que nosotros somos...

un abrazo.

Rafa León dijo...

"la fragilidad reluce
en las puntas de esta estrella
del tamaño de un suspiro"

Extremadamente frágiles... Estos tres versos son esplendorosos, tanto como la llama de una vela en la oscuridad definitiva. Espero que no te importe si un día los uso como cita para uno de mis textos.

Un abrazo

María Narro dijo...

joerrrrrrr qué maravilla, Sandrita, y con la foto lo has agrandado!!!

Un besazo.

Mainumby dijo...

La bendición de tener un sol es demasiado bella, por su grandeza y por lo derrochadores que somos los humanos con cda cosa que nos brinda la naturaleza...

Hermoso!!!

Un abrazo!!!

Trini dijo...

Que esa bendición te alcance y te cubra...

Precioso y delicado poema
Un abrazo

Sandra Garrido dijo...

Txanba, amigo, siempre hay una historia, todos tenemos una, que nos ata y que nos libera.
Gracias por tus palabras.

Rafa, Importarme?, estaría encantada, son todo tuyos, de verdad que me has llenado de ilusión.

María, Casualmente esa foto es mía, jajaja, normalmente coloco de otros, pero esa la tomé este verano en una pequeña tormenta de viento que se formo.
Un besazo

Main, pues yo ya tengo dos soles y otro que viene en camino, ahora tengo que cuidar mucho que su calor no se apague.

Trini, espero t oiga quien quiera tenga ese poder, seguramente está en mi misma y en la fe que le ponga a mis deseos.


Un fuerte abrazo a todos
Sandra

Mainumby dijo...

Sandra, no lo sabíaaaaaa!!!

Felicidades entonces!!!


Un abrazo enormeeeeee!!!

Antrologia dijo...

seguro que la primera mirada de la bendición compensa todos los estigmas. jamás me podré poner en tu lugar, es un peldaño demasiado alto para los hombres, pero debe ser grandioso

un beso!

TOROSALVAJE dijo...

Es simplemente mágico, empieza como una melodía maravillosa y termina apoteósico.

Bravo.

Mi admiración.

Besos.

Gustavo Tisocco dijo...

Que desde esa magia fluya la vida.
Un abrazo enorme Gus...

Maribel Sánchez dijo...

Uuuuuuuuufffffff Sandra!!!!!!! si ahora le escribes así, dime, cuando sus ojos se fijen en tus ojos que vas a hacer?

Niña, esos "temores" esas "dudas" metelas en el cajón ya y ve pensando en un segundo nombre que eso de bendición le quedará muy bien pero seguro que encuentras otro que le quede mejor y si no, tengo yo unas sugerencias......

Me has llenado la mañana de sensibilidad con este POEMAZO.

Besazooooooooos

Sandra Garrido dijo...

Main..muchisimas gracias, coparto contigo mi alegría.

Antorlogía, no lo sabes bien...en cuanto este llegue a buen puerto , la frustración habrá desaparecdo.Y que cierto lo que dices, tenemos un gran Don, las mujeres.

Toro, me vas a ruborizar y todo, que exageraooooo.: ) Muchas gracias.

Gus, relamente parece milagroso, el proceso de la vida.

Maribel, creo que voy superando esos miedos, poco a poco, y bueno pensaré despacio el nombre que luego ya se sabe, jajaja.

Un fuerte abrazo a todos.
Sandra

Manuel Rubiales dijo...

Bravo. Hermoso poema. El final deja en el paladar del sentimiento un regusto agridulce con pretensiones de dejar huella.
Vino y besos.

Sandra Garrido dijo...

Manuel, cuando hay una incertidumbre no deja a la ilusión expandirse sin limites, seguramente eso es lo que se capta al final, que incoscientemente lo he transmitido.
Un abrazo

Sibyla dijo...

Sandra, qué bien describes,
la fragilidad de una vida,
todavía incierta,
no definida,
inacabada.
Bendición, qué bello nombre,
encierra esperanza,
bendita llegada, que colmará
tus brazos,
de poemas nuevos,
y de dulces nanas.
Besitos.

NOCTURNA dijo...

Tu delicado poema se tamiza y amalgama entre la luz y la contemplación.

Saludos desde Argentina

en tierra de nadie dijo...

Mucha suerte, ánimo con todo; gracias por compartirlo: nos contagias tu esperanza, tu ilusión, tus ganas.

Un besazo enorme (y doble!!!!)

ETDN

El Viento dijo...

Pasé por lo mismo que tú. El mismo estado de alerta.Después del primero, un deseo maltratado. Me dejó una profunda huella. Pero pasados unos años, su nombre fue y es una bendición.

El suyo también lo será.

Un beso, Sandra.

cuchhhi dijo...

tus paseos ardientes y mis pasos de hielo...
me encanto pasear por aqui hasta fundirme.
un beso.

Sandra Garrido dijo...

Silbyla, querida amiga, más que un comentario me has dejado todo un poema.
Ya empieza a tomar cuerpo hoy mismo he ido a hacerme una eco y aunque es del tamaño de una lenteja, sus latidos gritan con fuerza.

Nocturna, espero verte por aquí estás en tu casa así que espero te sientas agusto.

ETDN-
Pues no sabes los ánimos que me das y me dais, hoy estoy feliz, lo he visto y esto parece que empieza a ser una certeza.

El viento, seguro que entonces me comprendes bien, esta vez estoy segura que las lunas están a nuestro favor.

Cichii, sientete como en casa, agradezco tu visita y espero no sea la última sino la primera de este camino que compartimos por la poesía.


Un abrazo a todos.
Sandra