lunes, 3 de diciembre de 2007

EXCAVADORAS

Corre libre el aire; viento, brisa, vórtice … hasta que lo enfrascamos al vacío.
La voluntad se llena de huecos. Existen excavadoras humanas, capaces de devorar entrañas, caníbales emocionales.
Sumidos en una espiral angosta, anillos viscosos de tiempo, somos una tela más de sus tejidos, remiendo intransitable, sus costuras oprimen el alma y ni el llanto se vierte. Sólo llueve entre los párpados, mientras, la sonrisa es un antifaz.
La amnistía se siente culpable, hay ofensas demasiado graves, cruces como estacas que no merecen su compasión.

11 comentarios:

Rafa León dijo...

Y lo peor de todo es cuando esa excavadora que nos devora la llevamos dentro.

Un beso.

Trini dijo...

La voluntad flaquea cuando los devoradores de ilusiones nos acosan. Así que habresmos de estar alerta y poner nuestra voluntad, la fuerte y la buena, abuen recaudo...

Un abrazo

www.minombre.es/manuelrubiales dijo...

Un texto sorprendente. Me dejaste pensativo. No solo excavadoras, a veces creo que llevamos dentro autenticas cargas de demolición
Vino y besos.

Mainumby dijo...

que de excavadoras se va poblando el mundo y así estamos...

muy buena introspección...

abrazoooo!!!

Sandra Garrido dijo...

Rafa, querido en uno está acabar con esa excavadora interna. Sólo nosotros tenemos el poder sobre nosotros mismos.

Trini, Es cierto que la voluntad flaquea pero suele hacernos más fuertes, al menos a mí.

Manuel, si esas cargas de demolición supieramos utilizarlas sería como la bomba atómica ... pero por desgracia siempre nos sale "al humano" la vena autodestructiva

Main... Así va el mundo ¿verdad? está claro que esta especie tiene los días contados.

Joeee, que pesimista me he levantado ¿ o qué realista?


Un abrazo a todos.

Sibyla dijo...

Sandra, qué bueno verte de nuevo escribiendo...
Este poema es duro pero trata la realidad.
Besos.

Manual de Antrología dijo...

excavadoras humanas... otra especie más para la lista en las selvas de cemento y asfalto

contra las excavadoras dureza megalítica y milenaria, mutismo, que ya cansarán


besos

Fernando Sarría dijo...

te dejo un abrazo y una vela contra el viento y las tristezas...besos

en tierra de nadie dijo...

"La voluntad se llena de huecos"

Gran pensamiento y tan cierto a veces...

"Sólo llueve entre los párpados, mientras, la sonrisa es un antifaz"...

De nuevo las máscaras que nos ponemos: nadie ve la lucha interna, la espiral de duda y angustia que se va haciendo torbellino.

Es peligroso si llega a estallar.

De los caníbales emocionales, mejor mantenerse lejos. Te dejan vacía y se largan con tus entrañas entre sus dientes.

Seguiría, pero no es plan.

Un besazo

ETDN

txanba dijo...

hay tantas cosas. que se nos olvida los que hay.


un abrazo.

Sandra Garrido dijo...

Sibyla... gracias querida por pasar siempre y estar a la expectativa.

M.Antrólogo.. Estos vampíros o excavadoras chupan toda energía, así que lo mejor es alejarse de ellos

Fernando, me sostengo en ese abrazo y en esa vela

ETDN...Amiga, no puedo añadir mucho, sólo que tu lectura ha sido de lo más lúcida y que eres un lujo de comentarista, ahhhhhhhhh y no te cortes que me encanta que te expandas en los comentarios, eso quiere decir que algo despertó en la conciencia y es más que gratificante.

Txanba...pues que sepas que de ti precisamente no me he olvidado, a ver si me activo y me pongo al día que tengo muchos blogs pendientes entre ellos el tuyo.

Un abrazo afectuoso a todos