sábado, 12 de abril de 2008

HE MUERTO

Silencio, habita un silencio de caos
la incertidumbre corroe las entrañas
mas cuando estás tan cerca de una verdad
molesta, incómoda, destructora
una verdad que derrumba todo tu mundo.
Después de tejer delicadamente
los entresijos del entendimiento
de la comprensión
de la tolerancia…
llega un buen día un hachazo
y nos desangra desde la profundidad del ser.

La heridas sangran por los ojos
QUIÉN HABÍA PENSADO LO CONTRARIO?
Hay quienes las tapan con ilusiones falsas
éstas suelen ser patológicas
la panacea para sanar el corazón no existe
hay que dejarlo sangrar, que supure el dolor
hacedme caso
desinfectadlo, limpiadlo bien desde su raíz
sino se tapará ciego.

16 comentarios:

gsus dijo...

montón de cosas que contarte,
ah lo primero,
ese esguince: putada la cuadrado, es jodido, cuídese

y lo después, enhorabuenisíma
apareces en el creatura
y eso esta muy bien, mis felicitaciones,.

y sobre este poema, decirte
que pa asuntos de corazón
hay que ser un buen cardiólogo...

bsos,
y seguimos poraquí..

TOROSALVAJE dijo...

Lo peor de los hachazoss es que se llevan algo de ti para siempre, te amputan parte de la ilusión, la confianza, la esperanza y después ya eres otro, no el que eras.

Espero que no duela demasiado.

Besos.

Manolo Rubiales dijo...

Sangrías de corazón..., tan necesarias y tan demoledoras. Puede ser que sea la única forma de limpiarnos la sangre contaminada de demonios.

Vino y besos.

Matilde Selva dijo...

Nada impide al corazón sangrar si está herido, las ilusiones sólo ayudan a calmar el dolor pero no a curar la herida....

Besos

Lucas A. dijo...

Deja que sangre que si no no hay postilla. Además del sofá escribir también te puede "desahogar".
No sé qué más decirte. Pa lo que quieras ya sabes...
Bss

kebrantaversos dijo...

adelante, adelante, siempre adelante
un abrazo muy, muy, muy fuerte
el kebran

Malena dijo...

ES verdad que las heridas del corazón sangran por los ojos.Son tan profundas que como tú dices hay que dejar que derrame toda la sangre para poderlo curar sin que sea una cicatrización en falso.

Un beso, Sandra.

Enredada dijo...

Supongo que es verdad... si no dejamos que sangre y lo curamos... vuelve a instalarse la enfermedad... y allí si que no hay remedio.
Un abrazo y un beso enorme...

El éxodo dijo...

Hay algunas ocasiones en que las heridas se niegan a seguir sangrando y tan sólo supuran bilis negra. Sí, algo parecido debe ser la muerte.

Un abrazo.

Chechu Arroyo dijo...

Las heridas, antes o más tarde, son escuelas... ¿no?
Un besazo y.. ¿el esguince?

carlota dijo...

Suena desgarrador. Y yo también creo que hay que dejar supurar la herida del corazón. Tarde o temprano, aunque queramos taparlo, acaba por salir.
Me gusta la fuerza de increpación de los tres últimos versos. Son contundentes.
Un abrazo y espero que todo siga bien.

ynarud dijo...

Toda herida, deja cicatriz. Y cuando el tiempo cambia, se resienten...

una abrzo

Adolfo González dijo...

Sandra, no sé si será luz, pero te habrán tenido que llegar a tu cuenta de correo una serie de archivos sonoros, poemas recitados por mí.

Hay otra gente a la que aún debo mandárselo, pero creo que, gracias a Kebran tú ya los tienes.

Como no tenía tu correo, le pedí ese favor a él para que te llegasen. Y aún debo preocuparme por enviárselo a más gente que me dejé en el tintero y que me gustaría que lo escuchen.

¿Tienes un esguince? Eso no es nada...¡También tienes mucha fuerza!

Un abrazo

El éxodo dijo...

Vuelvo hoy de nuevo, Sandra, para dejarte mi luz -ya sabes que no es mucha, pero la quiero compartir contigo-. Pero para eso no puedes elegir ser ladrillo, tienes que querer ser ventana, aunque fuera esté oscuro. Tarde o temprano, amanece, Sandra, amanece.

Mil besos.

Soledad Sánchez M. dijo...

Hola, Sandra:

Hermoso poema. El corazón ya sangra y limpia nuestra sangre, y la oxigena.
Cuando nos duele, le dejamos sangrar,
y con el tiempo, se cura y nos cura.
Muy bello.


Un beso.


Soledad.

EL LOBO ESTEPARIO dijo...

es un honor que salgas en el Creatura