viernes, 11 de abril de 2008

OTOÑO LITERARIO...

Por aquí y por allá caen las hojas en blanco, un otoño literario florece en el cuenco de los jardines, las manos siguen estando en el mismo lugar de siempre, los codos dejaron surcos en los vientres de la desgana y el amor… el amor se fue a darse una vuelta por las mareas, y así va, suben y bajan las arenas de la vida, agujerean algunos trozos del ser, pero otra ola los tapa y vuelve a tomar su dureza húmeda.
Siempre fuimos permeables, nos dejamos susurrar a los sentidos sin tapias por el medio, y así nos fue, arriesgamos los salarios de reserva, y con los bolsillos llenos de nada, nos fuimos a dar la vuelta al mundo. Qué bien vivimos, como disfrutamos de aquellas horas sin relojes a la caída de un sol por el mar del oeste, isleños en grandes ciudades. ¿Acaso existía alguien? Los parques estaban decorados sólo para un escenario, sólo para la gran obra de nuestros besos.
Fuimos únicos, somos únicos y seguimos viviendo al borde de un abismo, podemos caer en ese espacio de locura (preferible a las cuerdas de la cordura). Así nos fue y así nos va en esta vida de sorpresas, te regalas a mi cada día.

11 comentarios:

Trini dijo...

Una sorpresa maravillosa encontrarse con regalos así. Para ti el de él; para nosotros estas letras tan bellas que nos donas.

Besos

Malena dijo...

Sandra, he visto tu comentario en mi blog y me he venido rápidamente a decirte que me alegro de que ya puedas apoyar el pie en el suelo y me encuentro "esto".

Esto que debería ser ESTO porque has ido desgranando una palabra tras otra formando un escrito lleno de poesía y belleza.

¡Es precioso, mi niña!

Mil besos y mimitos en el pie.

EL LOBO ESTEPARIO dijo...

Me encanto ese caer desde las alas, volar desde el suelo, que cierto, y me gusto mucho mas la entrevista que te hizo el Kebran, para cuando el poemario, de momento nos tedremos que conformar con tu blog, un saludo.

TOROSALVAJE dijo...

La cordura mata por dentro y de forma silenciosa.

La locura a veces.

Me gusta todo lo que escribes.

Besos.

Sandra Garrido dijo...

Trini, sorpresa la mía de hallarte entre estas letras, un tanto dislocadas.

Malena, gracias amiga por preocuparte tanto por mí, de ayer a hoy ha bajado mucho la inflamación, y es que los chinos y su medicina saben lo que hacen.

lobo...eL POEMARIO..UFFF, pues es complicado la cosa, la verdad es que no me muevo, pero lo más sencillo ya sabes que es,....costearselo.Gracias, yo estoy encantada de salir el vuestro CREATURA.

Toro...es mutuo el sentimiento...tan cuerdos que acaban locos verdad, y tus letras siempre me llegan..todas.

Un abrazo fuertee

María Narro dijo...

no sé que me gusta más si éste Otoño literario con esa prosa poética (dudo que seas consciente de su belleza), o ese inspirado y mañanero huele a ti ;)
voy a leer la entrevista.
un beso y cuídate.

Pilar Iglesias de la Torre dijo...

mi querida Sandra,

tus locuras son una permanente fuete de luz, que rasga la oscuridad

mi beso siempre.......Pilar

Elisa & Rafa dijo...

El fino hilo que separa la cordura de la locura, ¿quién lo define? No sabemos a vecesen que lado de la frontera estamos. Un precioso regalo Sandra, toda una oda a la aventura de la vida.

Un besico!

Perlita dijo...

Fuimos únicos...somos únicos. Así nos fue y así nos va...¡Ay...!¿por qué tu exposición me ha puesto nostálgica?

Es curioso que con los bolsillos llenos de nada...¡qué bien vivíamos! Y encima lejos, muy lejos de lo que fue nustra vida en lugares muy nuestros pero que con la felicidad fabricada cada día, ni los echábamos de menos...Solo con nuestras circunstancias y muy dichosos...

Gracias por traer al presente cosas de aquellas y menos mal que en sentimientos profundos, todo sigue igual de bien que entonces y como dices...así nos va, a Dios gracias.

Sandra Garrido dijo...

gracias amigos por acompañarme..siento no tener más palabras en este momento.
besos

Matilde Selva dijo...

La cordura es una falsa ilusión que nos tapa los ojos, es el miedo a ver lo que hay más allá de las apariencias...y que sólo la locura nos permite ver.

Hermoso y poético texto.

Besos