viernes, 15 de marzo de 2013

EL LAGARTO PIRULETA




Aún  recuerdo al lagarto piruleta
recitando los versos de Espronceda
con sabor a fresa en la boca
 y la mirada llena de magia
 cantaba  como un pirata
 sin apenas despeinarse.

 

Hoy tu mirada, llena de dudas,
un cielo inmenso de ansias,
temen crecer,
tu inteligencia te advierte
y te recuerda tu cuento favorito
tantas noches hemos soñado
con Nunca Jamás
tantas otras convertidos en calabaza
y perdiendo un zapato de cristal.
 

No temas hijo mío, porque la vida es hermosa
y sabrás mirar su poesía.
Yo tan sólo te acompaño de la mano, tus pies son tus pasos,
 y caminando firme harás un buen camino
va siendo hora
de observarte cercana.
 

Siempre aquí
a tu lado.
Siempre tú.

7 comentarios:

Vera Eikon dijo...

Qué encanto! Beso

Juan Antonio dijo...

Tú dejas tu luz.

VivianS dijo...

Ah, qué lindo. Me enternece!
Quién sabe si cuando seas una viejita no sea él quien te cuente sobre el lagarto Piruleta y ahí le preguntes: Ese quién es!
La foto es her-mo-sa, qué ojazos.
Un abrazo Sandra

VivianS dijo...

Uy, ahora que lo leo veo la redundancia de "quien".
jiji

TORO SALVAJE dijo...

:)

Cuanta ternura.

Besos.

Sandra Garrido dijo...

gracias por las palabras, lo que compartimos por este medio no tendría sentido sin lectores que tomar presencia.

Alguna vez seré viejita y el lagarto piruleta me hará abuela, para inventar de nuevo historias de piratas. ;)

buen findeee

Lichazul dijo...

hermoso y lleno de amor este poema Sandra y es que los hijos son nuestros magos
ellos nos dan fuegos y colores para pintar nuestra realidad
ellos seguirán sus vuelos y también tendrán heredad que les den fuego y color

ciclo y aprendizaje en esta humanidad

abrazos