domingo, 13 de abril de 2014

POR DESCUIDO

 
Foto: Madoz
 
 
 
 
 


Abro la cremallera y le muestro los senos al buen tiempo aunque el precipicio acaba de abrir su boca y el desahucio toca dos veces en mi puerta.  Abril se destiñe sucesivamente. ¿Dónde hallaremos la llave de la salida de emergencia? La última estrella se apagó tras los bostezos y la vela que temblaba en el sepulcro riega con una cera oscura todos los tapetes que colocaban las abuelas.

Es tan frágil el seguro que creímos permanente y a prueba de todo cáncer. No pudimos ver el corrosivo líquido, caminamos descuidados por asfaltos deslizantes. Invencibles bajamos las armas y dejamos los escudos en las barras de los bares. Justo en la mirada del ojo del huracán.

20 comentarios:

elisa lichazul dijo...

los últimos en enterarse del final suelen ser los involucrados
las señales no se atienden
será que el amor nos vuelve ciegos sordos y despistados

besitos

Amapola Azzul dijo...

El ojo del huracán nunca deja de mirar.
Besos.

Y, un abrazo para ti.

De barro y luz dijo...

No hay descuido... es el abandono tramado por el subconsciente liberador.


Bss

Sonsoles dijo...

Pues vaya... a mi es q lo tormentoso me da yuyu y normalmente huyo de ello como alma q lleva al diablo. Pero hay quien le gusta estar todo el día con los pelos "arrebolaos"

Me encanta Chema Madoz.
Besitos

jordim dijo...

Tremendo el segundo párrafo.

Sandra Garrido dijo...

No siempre el amor Elisa, aunque parezca que hablo de ello. Besos a montones.

Sandra Garrido dijo...

Amapola, espero que hoy te brille el sol interno. Un besazo

Sandra Garrido dijo...

Luis, tampoco podemos vivir en guardia que sin vivir entonces.

besos

Sandra Garrido dijo...

Sonsoles, hay quien no gusta pero la desgracia llama a su puerta. Besos con buena cara y mal tiempo ;)

Sandra Garrido dijo...

Jordim, agradezco tu paso, un saludo

Javier Barba Garzón dijo...

En el ojo del huracán suele haber mucha calma. Lo complicado es lo que viene antes o después. Tremendo descuido.
PD: siempre supe que seguía Indark, pero creía que lo nuevo aparecería en La chica de ayer. Ahora tendré que tener dos ojos, pero humanos. Besos.

Loam dijo...

Salud y anarquía!

Julito Chés dijo...

Gracias a los descuidos vivimos, creo yo.

Besos.

Sandra gg dijo...

Así andamos Javier en la tranquilidad del ojo del huracán sin ver ni oír.
Resulta que en la chica de ayer suelo publicar textos antiguos y algunas cosillas varias.
Un abrazo y felices vacaciones

Sandra gg dijo...

Loam amor y también amor y a ser posible paz

Sandra gg dijo...

Ches. Dices bien . No podemos vivir en guardia.

Besos

mailconraul dijo...

Me quedo con lo mejor (eso de abrir las cremalleras y mostrar lo desagradable que tienen algunos hombres). Me quedo con lo mejor (eso de que los pechos se abran como capullos luminiscentes a la vorágine de la primavera).
Dejad que los pechos entren por nuestras bocas como cobradores del frac (yo mismo me entregaré al desahucio).
Nunca bajamos los brazos, sólo sabíamos que en el bar estábamos "a salvo" (lejos del paraíso pero cerca de la verdad).

Sandra Garrido dijo...

Haces bien, quedate con lo bueno que lo malo ya viene solo. Yo hago lo mismo no voy a dejar que el abismo o el granizo me jodan la primavera que para joder todos quieren ser los primeros porque no es lo mismo estar jodiendo que estar jodido

LA ZARZAMORA dijo...

¿Desidia primaveral?
hay que tener mucho cuidado con que no nos apaguen las estrellas...
Besos, Indark.

Francisco J. Ortega dijo...

Disfrutemos de lo bueno que podamos tomar de la vida, que como bien dices lo malo viene solo, no pregunta, llama a tu puerta y entra sin pedir permiso.
Me encantó leerte. Me gustó mucho tu prosa.
Besos mil