lunes, 2 de junio de 2014

NECESITO HOGAR


Foto: Alin Ciortea


Me adivino con un vergel como ropaje
camuflando los bordes de este precipicio,
me viola la pena y el disturbio
de una sociedad que infecta
tapiando el labio,
bajo tanto silencio una mujer cansada,
de nuevo el temblor de tanto hastío.
Nos sobran los hijos y medio mundo
y de nuevo la urgencia
la carne en busca de su alivio,
el ramaje que nos crece involuntario
se enreda y es nido. 
Me violenta el llanto de la calle,
las preguntas en ojos de un niño.
Las ciudades parecen migratorias
y las aves vuelan a ningún sito.
Necesito estar dentro.
Necesito tu cobijo.
Necesito a la calle rompiendo lápidas.
Necesito hogar.



14 comentarios:

Mareva dijo...

aullido que lleva, el viento y la sangre, la música y el alarido de la tierra, sometes Sandra con tu verso a los puntos cardinales, conjuras y blasfemas y acunas, al mismo tiempo, esa herida que flota sobre nuestras cabezas...

elisa lichazul dijo...

que linda es la palabra hogar que no casa
la significancia es profundamente radical

todos necesitamos un hogar pero podemos prescindir de la casa

besitos

Ladrón de Guevara dijo...

Me ha encantado recitarlo y sentirlo. Estoy con Elisa, qué bonita y necesaria es la palabra hogar.

Cuídate.

Alfredo Cernuda dijo...

Las aves vuelan a ningún sitio, y tus versos directos a nuestras emociones. Un abrazo.

Amando García Nuño dijo...

Peligro, nada como el hogar -esa ficción proyectada de uno mismo- enmarca el temblor de tanto hastío.
Abrazos, siempre

Pat.mm dijo...

Qué fuerte Sandra...El hogar en la poesía y en la foto el abandono, la expulsión, la calle, las vías del tren, la muerte... Impactante!!!
Besos,

Julio dijo...


Una bella lectura, intensa, conmovedora en sus más que hermosas imágenes. Muchas enhorabuenas. Con un abrazo.
Salud.

Joaquín Galán (Jerónimo) dijo...

Cuando todo se vuelve rutina y los sueños se nos rompen a pedazos, necesitas un refugio para no perecer de inanición, de frío.
Me encantó el poema Sandra. Y tu voz cálida le da vida.

Abrazos.

lunáticasuicida dijo...

El hogar está en una misma. Besos.

María Socorro Luis dijo...

Me gustan tus poemas, siempre tan intensos y tan certeros. Siempre tan tuyos.

PMPilar dijo...

lo que la calle hurta el hogar merece.
Aun con aullidos
aun con séquito de arañas
aun en silencio desgarrador
¡ay, que en vano se cansen los albañiles de hogar//dulces y acres!

abrazos

Francisco J. Ortega dijo...

La vida es siempre tan hipócrita, obviando el llanto de la calle como si no existiera...
Me gustó este poema Sandra, vuelves hacer removerme en la silla

Besos y abrazos

Francisco J. Ortega dijo...

La vida es siempre tan hipócrita, obviando el llanto de la calle como si no existiera...
Me gustó este poema Sandra, vuelves hacer removerme en la silla

Besos y abrazos

mailconraul dijo...

Sentido de pertenencia (el hogar está en nosotros pero necesitamos ser rescatados).