miércoles, 29 de octubre de 2014

LOS PIES NO TIENEN DISCIPLINA.


Foto: Brassaï



Los pasos inconscientes me llevan por esta ciudad tan familiarmente desconocida. Sus costas maltratadas en cada marea destiñen poco a poco las orillas que bañaron el cansancio y las sonrisas.

Transeúntes sin rostro. Parecen deshojar sus pieles de lagarto en cada esquina. Disfrazarse cada mañana bajo un uniforme de aliento para conseguir la distancia que los separa de sus absurdos destinos. Prisas. Coches histéricos. Sirenas escolares. Son las mismas canciones cada mañana.

Mis pasos me llevan. Libres e indisciplinados. Me llevan a la deriva de las calles y del crujir de este otoño que se reserva sus colores bajo la manga.

Todos me abandonan. Quedó el aire suspendido sobre sus nombres y siembra una muerte prematura  en los campos que me rodean. Se queman los bosques y las hadas y el murmullo del agua nunca cesa.

Los gritos se pegan a los papeles y el silencio al otro lado de la pantalla.
El zumbido de las cosas que... y su eco.
El eco repite vacíos y los vacíos aquel abandono que juega a las canicas y trepa a su eucalipto.

A veces, cuando respiro hondamente en busca de no sé qué aspiro ausencia.
Ahora me quedas tú.



la chica de ayer nos dice...

23 comentarios:

PMPilar dijo...

*de tenerla, no dudarían en volver sobre si mismos.

la pauta siempre se evidencia endeble.

la línea mortal, único trazo seguro, Sandra*



P-----R


besos

Vivian dijo...

Los pies suelen ser unos indisciplinados! (o eso nos parece)
Es que en sí es la vida, mi querida Sandra, traza un camino para nosotros y ahí vamos; algunos dicen que “aprendiendo”, pero si a base de la desolación pues que me dejen analfabeta porque cuando uno llegue allá arriba (mejor dicho, allá abajo, con los gusanitos) de nada servirá la experiencia.
Como texto es bello, desolado, explícito. Las pérdidas son irremediables, y acá quedamos, para atesorar de ellas lo mejor. (Aunque esto no sea consuelo)
Besos!
Y yo también te quedo.

Sandra Garrido dijo...

Estás tú Viv y la Pilarica para dedicarme un segundo de vuestro tiempo y aunque todo parezca desamparado y sin sentido siempre habrá un tú para comprendernos y abrazarnos.

Gracias por estar al otro lado de la pantalla.

Muakis kiss

poemas lichazul dijo...

ser comandante de los propios pasos es un regalo que pocos disfrutan
por lo general nos marcan el senderito rutinario los del sistema de turno
somos un bulto gris mimetizado con el asfalto

pero que feliz es quien tiene que le acompañe, doble regalo

besitos y buena jornada Sandra
mil gracias por tu huella
muakkkk

Vengo de Berna dijo...

Frente al miedo siempre estamos solos. Solos y rodeados de tanta tanta gente.
Abrazos Sandra.

Julito Chés dijo...

Muy metafórico.
Por suerte hay mundos en los que poder vivir y sin tener que vender tu vida a cambio.

Un beso.

TORO SALVAJE dijo...

Todos me abandonan...
Si.
A mí me ocurre lo mismo.
Al final estaremos absolutamente solos.

Es lo que hay.

Besos.

De barro y luz dijo...

Los gritos no tienen eco, desgarran el silencio y se desangran los recuerdos.


Bsss

mailconraul dijo...

Estar cerca de nuestro destino y no reconocer el destino, confundido con una ausencia desnuda y apátrida, una vida tergiversada de abandonos. El destino nos pertenece, vive en nosotros, somos en él.

Amapola Azzul dijo...

Ya te queda bastante , besos.

Amapola Azzul dijo...

En mi caso los que no tienen disciplina con mis alas, ojalá tuviera unos pies como los tuyos¡¡
Besos.

Sandra Garrido dijo...

Elisa

Pero ya sabes de esos días en que uno no es dueño ni de si mismo y parece perdido.

Besos

Sandra Garrido dijo...

Es cierto Elisa, frente al miedo y a cualquier emoción aunque en compañía son más llevaderos

Un fuerte abrazo wapi

Sandra Garrido dijo...

Hay quienes tienen suerte Ches y hacen los que les gusta otros sólo sobreviven.

Un abrazo

Sandra Garrido dijo...

Toro, a ver si vamos a ser nosotros que los echamos? Jjj tu tan positivo como siempre. Auténtico
Un beso

Sandra Garrido dijo...

Luis de verdad que no? Entonces este grito se quedara en estas cuatro paredes sin nadie que lo repita. :(

Besos

Sandra Garrido dijo...

Raul,

No se si nos pertenece o nosotros le pertenecemos a el. Nos creemos amos de tanto y somos amos de tan poco. Por mucho con dirijamos el vehículo es solo en alquiler y en cualquier momento nos lo arrebata el arrendatario.
Esta escrito pero nadie sabe donde.
Los abandonos son herencias que nos dejan de niños y los vamos arrastrando el resto de los días. Sin saber bien por qué

Sandra Garrido dijo...

Es bueno soñar Amapola, pero sabernos en el sueño así como sabernos en la tierra. Uno nunca sabe quien de los dos es con suerte si el que sólo tiene alas o el que sólo tiene pies. Lo ideal es el equilibrio pero quien tenga la medida de la jodida balanza que venga y nos lo diga. Habrá que aceptarse pese a todo.

Besazo

patapalo dijo...

Los pasos a la deriva en este eterno entretiempo de cortos saludos y largas despedidas.

¿Qué hacer con el barco
cuando saltas
y el agua no lo entiende?

Sandra, ¡Qué bien funcionan tus palabras en las carreteras de amplios renglones!

Me ha arañado este texto. Un abrazo bien grande.

Sandra Garrido dijo...

Aprender a nadar , supongo, porque los salvavidas a veces se deshinchan
y tener siempre a alguien cerca para que nos eche un madero...pero a veces ese alguien se ha perdido o no nos encuentra o simplemente la distancia los convierte en desconocidos

La sociedad se aleja y se acerca a las pantallas. No se mira a los ojos se mira al móvil.

Sabes que aquí eres invitado de honor.

Un abrazo

María Socorro Luis dijo...


Excelente tu prosa poética. Consaborati

Musmilla, polita

Amando García Nuño dijo...

Los pasos y sus ecos. La indisciplina a donde se encaminan nuestras soledades.
Abrazos, siempre

lunáticasuicida dijo...

siempre tan atractiva. abrazo, bonica.