lunes, 27 de octubre de 2014

ONLY YOU




Sólo tú sabes recorrer mi espalda con un escalofrío que acaba posándose en el vientre como una nausea que no consigue el vómito.
Solo tú me tambaleas y con un soplido desequilibras la balanza. Me enseñas la fragilidad de los puntos suspensivos que cosen nubes en el aire, el pespunte de embaste que nos sostiene.


Se divide la cama por un silencio sepultado
cada uno acurrucado en su trinchera fetal
mientras sacamos punta a las palabras
para ver que canto es más afilado.

 

Sólo tú cuando dices sin sentir,
cuando escupes al vacío,
cuando la ira,
cuando el orgullo,
cuando el calor te lleva a quemarte en el infierno. 

Pero no ese infierno que nos incendia y nos funde y nos arrolla,
dejando exhausto hasta el último ácaro que comparte nuestro colchón.
 

Sabes como matarme. Al menos durante un tiempo estaría perdida,
en busca de una mitad de víscera latente.

 
Sólo tú me calmas con un beso y da sentido a los días.

 

14 comentarios:

Julito Chés dijo...

¡Qué forma tan delicada de decirle que le amas!
Delicada a la vez que peligrosa confesión.

Un beso

María Socorro Luis dijo...


Only you. En la tempestad y en la calma.

Besosmil, Sandrabonita

Vivian dijo...

Oh, Mariposa…¡Qué bueno!
Me gusta esa cadencia del “cuando”

…Cuando escupes al vacío,
cuando la ira,
cuando el orgullo,
cuando el calor.

Afortunado el destinatario…¡Y tú!
Besos.
Muacks.

P/D Yo pensaba ir a visitarte a España, pero si tus colchones tienen ácaros mejor nuuuuu.

poemas lichazul dijo...

ahhh el amor
killing me softly
absolutamente

precioso SANDRA
besitos

Sandra Garrido dijo...

Delicada? de verdad o es sarcasmo, jajajaja... la verdad que en el amor sufrimos lo insufrible y a veces creemos estar al borde del precipicio pero un beso, ainnns un beso lo calma todo

Besos

Sandra Garrido dijo...

Así Soco, en todas las tempestades sin amor (y hablo de él en toda su extensión) nada sería tan bello

Besos

Sandra Garrido dijo...

Pajarillo loco, leí un artículo que dice que no hay que hacer la cama nada más levantarnos, porque estás minúsculas arañitas, se quedan encantadas en la humedad que han dejado nuestros cuerpos en la cama, así que hay que ventilar bien que el frío las mata.... así que desde ahora estás invitada a nuestro colchón jajajajajaj ahora ventilo y no hago la cama, si es que tengo muy malas costumbres, tu te crees que hacer la cama nada más levantarme, estoy perdiendo la chaveta jjaja.

Por cierto. Lo desperté ;-)

besos a puñaos, Muakiss kiss

Sandra Garrido dijo...

Ohhhhhhhhhhhh esa canción, ya me has mataooo. Me mata tanto como el amor. Por quéeee tengo que ser tan romanticona sentimentaloide obsoleta. Dime? Dimeeee? JAJAJA.
Perdona que se me va un poco la olla.
Te envío un besazo

Amapola Azzul dijo...

Pues qué suerte.
Besos.

Sandra Garrido dijo...

La suerte va y viene Amapola y ahora no está a mi favor pero la actitud y esfuerzo pueden cambiarla y si además nos acompaña el amor es más llevadero

mailconraul dijo...

Un beso es algo parecido a una contingencia cuando no hay ningún aseo cerca, pero no todos los besos acaban en el poema de un bidé.

Sandra Garrido dijo...

Raúl

un beso es un analgésico, es la muestra más heroica del amor, un beso en el rostro de un niño es la caricia más tierna y un beso al rostro de uno de nuestros mayores "padres o abuelos" el afecto contenido.
Y al contacto con la lengua es la piedra del mechero y su chispa

mailconraul dijo...

Me atrevo al humor... Un beso de barba pica como un pimiento y nos da razones para el afeitado.
La lengua es la piedra filosofal, hace que el plomo de una boca se convierta en oro.
La lengua es la serpiente original y ninguna mujer siente asco de sus reptilianos favores. Aunque también bese nuestros talones ningún pie malvado querrá aplastar la cabeza de ofidio.
Allí dónde no llega el palillo, llega una lengua diligente (hilo dental de nuestro amor).

Sandra Garrido dijo...

Un beso con barba también tiene su encanto si ésta guarda el aroma de recien lavado o las gotas de agua en el bigote para refrescarnos las ideas. La piedra filosofal la perdió Merlin en un cuento de hadas y el oro que hoy creemos ver no son más que pepitas de ilusión.
Quiero una serpiente en mi vida. Tengo un reptil que sabe jugar por los humedales y no es de tierra aunque sí precisa de calor para moverse como es debido.
Cambiaré el cepillo de dientes por ese hilo y dejaremos a la saliva que confluya.

P.D. tu has leído mi respuesta en el blog de historiadero, y ahora sabes lo de mi disfraz de barbera. jeje

Besos y sigue siempre poniéndole ese toque de pimienta a mis versos