sábado, 24 de enero de 2015

VOLVER


Foto: Gutmann


Volvemos a ser cuanto fuimos;
dedos desmembrados,
palabras extraviadas,
abandono,
nido de cuervos sin madre,
grieta en el vientre,
la nieve que se deshace,
dos líneas oblicuas
que ya tuvieron su encuentro
y se alejan infinitamente.
Es tiempo de correr hermano;
olvidar cual fue el origen
y obviar los kilómetros
de nuestra cicatriz.
De sabernos distancia;
dos desconocidos
que tan sólo
comparten sangre.

21 comentarios:

P MPilaR dijo...

*no nos dejan volver
*no sabemos volver
*no volveremos
porque no fuimos ni lo que éramos. ay!


besos muchos besos

Josiel Dias dijo...

Olá meus amigos, como é maravilhoso encontrar sites com este seu. Parabéns pelo belo trabalho, já estou seguindo.
Aproveitando a oportunidade gostaria de compartilhar com você nosso
blog. Ficaremos felizes por vossa visita e mais ainda se seguir-nos.

AGUARDAMOS SUA VISITA

Atenciosamente

Josiel Dias
http://josiel-dias.blogspot.com
Rio de Janeiro

poemas lichazul dijo...

volver... quizá sea posible pero nosotros seremos los mismos? claramente en tu poema la respuesta simplemente desconocidos
y es que la vida nos separa irremediablemente
felicitaciones
la foto que acompaña es profundamente inquietante


besitos y feliz fin de semana Sandra
mil gracias por tu huella

Julito Chés dijo...

Parece el tiempo del adiós definitivo.
Quizá sea una ilusión también esa despedida postrera.

Un beso.

De barro y luz dijo...

No hay vuelta ni regreso cuando la sangre diverge... o sí, pero ha de haber una madre que los acoja de nuevo en su seno.


Bss

lunaroja dijo...

mucha fuerza en tus palabras, me ha gustado encontrar este espacio.
Venía a agradecerte el comentario que me dejaste, y creo que por aquí me quedaré..
Me ha gustado mucho!

Joaquín Galán (Jerónimo) dijo...

Somos seres atrapados en una espiral que nos vuelve a los orígenes una y otra vez,sin escapatoria.¿Correr? De poco nos va a servir.Olvidar es mejor,aunque la memoria es terca.
Me encantó el poema Sandra.

Un abrazo

Ishyma dijo...

Me quedo, dentro de un desgarrador poema, con los tres versos finales.

Un abrazo Sandra.

María Bartolomé dijo...

Llevaba mucho sin pasar por aquí.
Y qué alegría.
Abrazo!

patapalo dijo...

Decir adios desde el andén de la memoria, viajar al origen. Hay un momento (leí) en el que el dolor llega al máximo y se resetea.

Ya sabes que me toca por dentro tu poema.

Un beso.

Sandra Garrido dijo...

Pilar, a veces sólo es un no querer volver.
Y continuar el camino.

Besos

Sandra Garrido dijo...

Elisa,
Tú lo has dicho, esa es la cuestión, aunque hay ciertas cosas que nunca cambian y se repiten y repiten como un eco perenne

besos

Sandra Garrido dijo...

Chés,

Los adioses parecen definitivos, pero, ¿cuántas veces hemos dicho Adiós y volvemos a decir hola?

Besos

Sandra Garrido dijo...

Luis,

Hay situaciones que es mejor no forzarlas ¿verdad?

besos

Sandra Garrido dijo...

Luna roja,

Gracias por tus palabras, y espero te encuentres como en casa.

Un abrazo

Sandra Garrido dijo...

Joaquin,

Por más que lo intentemos somos humanos y por ello defectuosos, así que volveremos a caer en el mismo hoyo

un abrazo

Sandra Garrido dijo...

Isrrael,

Son tuyos, son de quienes los lee, agradezco tus palabras y tu presencia.

Un abrazo

Sandra Garrido dijo...

maría,

No tardes tanto...más si es para alegrarte

un fuerte abrazo

Sandra Garrido dijo...

J,


Debo estar justo en ese reseteo, lo comprobaras en el siguiente poema. Inconscientemente lo he hecho.

Sabes que tus palabras también me tocan.

Un abrazo

María Socorro Luis dijo...

Hay un desencanto y una rebeldía en tu poema que comparto.

Milbesoslinda

Sandra Garrido dijo...

Soco,

Totalmente 
El desencanto a florecido este invierno

Besos preciosa