jueves, 30 de julio de 2015

Comenzar

Ya no huele tan mal el verano. He aprendido a oler su amanecer, a pasear la brisa y salir a la hora exacta. A no profundizar en los accidentes geológicos y evitar las grietas que deforman la estabilidad de la firmeza. 

Ya no asfixia tanto el calor.

Ha volado la bandada de pájaros que anidaban enjaulados en mi pecho. Liberado el eco se expande infinito. Ya no huele mal. 

¿ Sabes a qué huelen los comienzos? 


8 comentarios:

De barro y luz dijo...

:( Casi no me acuerdo a cómo huelen... pero los imagino.


Bss

lichazul alqantar dijo...

esto es lo bueno de amanecer
siempre es un comienzo
hacemos el génesis
tenemos la decisión entre las manos
solo de nosotros depende


besitos

lunaroja dijo...

Ah Sandra.. los comienzos olerán a frescura, a liberación...la bandada de los pájaros que anidaban en tu pecho han volado ya! todo se llena de espacio y de luz!

Julio dijo...


No tengo respuestas... será porque estoy habituado a los comienzos y algunos malos finales... o porque perdí el sentido del olfato,¡ay, no sé! Salud.

María Socorro Luis dijo...


CADA DÍA ES UN NUEVO COMIENZO QUE HUELE A ESPERANZA Y A VIDA. A INTENSIDAD.

BESOSMIL, SANDRALINDA.

Amapola Azzul dijo...

A mi los comienzos me huelen a finales felices. Besos.

mailconraul dijo...

Me seduce empezar a oler mal como un verano y que nadie sepa de quién es el perfume, creo que puedo disimular lo que otros son incapaces de aguantar.

Espero que el humor no sea un mal comienzo!!!

patapalo dijo...

El tiempo y algunas experiencias frente al mar producen un efecto antioxidante y depurativo en el alma...

Muchos besos.