jueves, 6 de agosto de 2015

DEJAR

Dejar ir para volver,
dejar que cuelguen
las luces, 
dejar al grillo        
que toque 
su sinfonía nocturna.
Dejar que se pose la mano
que ya no reconocemos 
por descuido.

Envejecen las cuerdas vocales 
y aun con la voz rota 
pronuncian amor.      


                   

6 comentarios:

lunaroja dijo...

Me emociona la evolución que has tenido desde que empecé a leerte, tus versos,casi minimalistas,expresan,llegan,emocionan, y me quedo con ganas de más, siempre...

lichazul alqantar dijo...

cuando envejecen los vocablos el amor suena más dulce y más sabio

besitos y buena jornada Sandra

P MPilaR dijo...

*...peor que envejecer,
dejar vacíos.
*infinitamente peor
¿imagináis palabras vacías antes que envejezcan?


besicos

mailconraul dijo...

El amor es actitud.

Iosune De Goñi García dijo...

Y aun con la voz rota puede decirse el silencio, pues no es otra cosa el amor.

Muy bello.

Hanna Xesco dijo...

Aunque la voz envejezca el amor siempre esta vivo..
Profundas letras, un beso