sábado, 8 de agosto de 2015

PALABRAS

Te ofrezco la palabra,
el asomo de una abertura,
si es mía
no es de nadie
es de todos,
la moldeo
y la comparto
pero hiere
vuelve como un boomerang,
también construye,
se pasea por lo alto
sin pretensiones
o eso creo,
crear falsos andamios
no quiero

quiero mi verdad.


18 comentarios:

P MPilaR dijo...

*si es, tuya es
si tuya, de todos

qué solas quedan las verdades
que a nadie pertenecen. demasiado solas, sandra

besos

De barro y luz dijo...

Pero no dejes que tú misma contamines tu propia verdad y se aleje de TU esencia.


Bss

lichazul alqantar dijo...

la propia verdad y la verdad ajena
verdades hay como estrellas en el firmamento
cuan ciertas las palabras


besitos y buen fin de semana Sandra

Francesc Cornadó dijo...

Te felicito Sandra, este es un buen poema, te has atrevido con un tema difícil. Bravo.
Esta es tu verdad íntima

El caso es que para la provisión del pan y para la perpetuación de la especie, no hace falta recurrir a la verdad ni a sus sinónimos, basta con ciertas habilidades manuales y un poco de sentido común.

La cosa se complica cuando los humanos quieren ir más allá de la supervivencia y emprenden el camino hacia la transcendencia, entonces recurrimos a los matices y cada uno elabora su sistema de verdades o su propia verdad en singular, pero al final resulta que todo ello es un cúmulo de errores irrefutables.

El sentimiento de posesión de la verdad, se encuentra en el fondo de todo dogmatismo. La Verdad con mayúscula es la raíz de los fanatismos.

La Verdad es casi siempre una mentira que nos creemos porqué lo necesitamos. La verdad no sale de la nada, no forma parte del estado natural; la verdad la crea el hombre y esta creación la realiza por su limitación de entender la complejidad de su existencia.
Saludos
Francesc Cornadó

lunaroja dijo...

"vuelve como un boomerang" he ahí la maravilla o la perdición de la palabra. Hemos de cuidarlas,siempre.
Como siempre también,leerte es pertenecer un poco más a ese frágil mundo de la emoción.

Hanna Xesco dijo...

La palabra tiene un poder increíble... muy buenas tus letras,
Te sigo leyendo, un beso

Giovanni-Collazos dijo...

:-)

Amapola Azzul dijo...

A veces la verdad camina sin palabras.
Besos.

Sandra Garrido dijo...

Pilar,

La verdad queda sola, pero vivir de mentiras es más triste.

besos

Sandra Garrido dijo...

Luis,

hallarse a uno mismo. Esa es la más difícil de las cuestiones.

besos

Sandra Garrido dijo...

Elisa,

La verdad es en cada uno, y no dejarse contaminarse de grandes verdades una lucha, que muchos ni inician. Pero la verdad siempre que sea moldeable

besos

Sandra Garrido dijo...

Francesc,

Tus comentarios siempre profundizando. Nunca te quedas en la superficie de las palabras. Y comparto mucho de lo que dices ...
La felicidad suele estar en la sencillez, y la sencillez no suele cuestionarse el porqué de las cosas.

Gracias y un abrazo

Sandra Garrido dijo...

Luna, si te sonrío, ¿me sonríes?
ves... a veces sobran las palabras.
Pero es así, recibimos un reflejo de lo que somos.

Un beso y gracias siempre

Sandra Garrido dijo...

Hanna,

Gracias por dejar tus palabras y tu huella.
Un abrazo

Sandra Garrido dijo...

Giovanni,

:) me alegro que te hiciese sonreír.

Sandra Garrido dijo...

Amapola,

Cierto, y una frase con mucho sentido.

Un abrazo

mailconraul dijo...

Y, ¿Cuándo sabemos si una verdad ha crecido sin andamiajes? La mentira crea sus propias estructuras...

Sandra Garrido dijo...

No lo sabemos. Porque sólo somos conscientes de nuestra verdad. Según las herramientas que tenemos cada uno y la capacidad de vernos desde fuera. Neutros. Aprenderemos a vernos tal cual somos. Ahora bien no todos son capaces de hacer esa tarea.
Esa es la verdad que uno debe encontrar