jueves, 15 de octubre de 2015

NI BLANCO NI NEGRO NI GRIS





Se van lejos las hojas

o

sólo profundizan y se entierran

en la trascendencia del abono.

14 comentarios:

mailconraul dijo...

Abonemos para profundizar en lo desenterrado de las hojas.

P MPilaR dijo...

A la savia es el abono

como al follaje el viento liberado
¡sin peso ni resistencia!

Besos

María dijo...

No se van, se esconden bajo la hierba, para trepar desde las raíces sigilosamente por el tronco para asoman verde entre las ramas ;)

Lo de trascender al abono, es lo más poético que he leído en mi vida hablando de porquería jaja escribes tan increíble que seguro a tu estiércol le salen capullitos d flores y en vez de moscas lo revolotean mariposas jaja bravo artista!! y además en cortito y concreto Guau!!!! eres genial!!!

Nunca te disculpes por extenderte aquí por favor, cuanto más escribas tú mejor me haces sentir a mi al ver mis desparrames, a veces ni me doy cuanta de los tochos q se me escapan;) Hables lo que hables… yo, cien veces más, te lo aseguro. Soy absolutamente incombustible, aun más que en letras, pero como a ti, tb meencanta escuchar, por eso cuando quedo para hablar con alguien digo en casa.. vuelvo ..
el mes que viene, creo ;)

Muchos besos, disfruta mucho del pirmaveroño este ¡ ;)

Sandra Garrido dijo...

Raul, un ciclo constante de muerte y vida, eso somos, sucesiones de ADN que van cambiando de aspecto pero con el mismo ser en evolución

Besitos

Sandra Garrido dijo...

Pilar, La sangre bombeando en el agosto
y las pausas el simiente

Besos y buen finde

Sandra Garrido dijo...

María,

Ayer mismo, este poema no lo escribí ayer sino el fin de semana, vi un vídeo de un bol de fruta en descomposición, la magia viene al final, cuando comienzan a crecer las plantas...
El abono, el estiércol, la putrefacción, no deja de ser la antesala de la vida, lo que no sé si el universo viene de una gran mierda que estallo, jajajaja, en fin, que estas cosas sólo se me ocurren cuando escribo deprisa y pienso sobe la marcha y cuando personas como tú despiertan mi curiosidad.
Y claro que no me salen mariposas de mi estiércol, más bien puede caerte lava, alguna piedra incandescente porque soy como un volcán en pleno auge, así que te recomiendo que si llega ese momento, te apartes por si salpica. Siempre hay una parte de nosotros que no gusta, pues esa es la mía, pero lo mejor de todo es que la puedo frenar le haré más caso a Goleman que Nietzsche

Besitos pajarillo

patapalo dijo...

Tus palabras son abono
y a tus versos
le crecen primaveras.

Julito Chés dijo...

Un poco de todo y todo a la vez.

Francesc Cornadó dijo...

Buen poema, te felicito Sandra.
Si de la metáfora hacemos reflexión -como más de un filósofo romántico ha hecho y también lo hizo más de un pensador neoclásico- podemos concluir que el arte nace de la podredumbre, de algo corrompido, ya que las hojas secas solo sirven de adobo cuando se pudren.
Ya sea un sustrato podrido de hojas secas o unas verdes arboledas iniciales, la poesía nutre los jardines de flores olorosas y los bosques por donde anduvieron los faunos. A veces se trata de aromas, emanaciones secretas o de efluvios inéditos. Estas sensaciones volátiles se instalan en la pituitaria como un huésped cómodo de quien no conocemos su rostro.
Con el transcurrir del tiempo, y más allá de las percepciones fugaces, cuando parece que los olores han quedado almacenados para siempre en un estante olvidado del recuerdo, advertimos realidades súbitas que tienen un aroma que, en una primera y superficial impresión parece nuevo, pero cuando en la pituitaria persiste, ya no nos resulta desconocido y entonces, la cara extraña de la realidad nos reporta a un rostro conocido que, sin hacer aspavientos, nos sonríe entre las flores de los jardines de la memoria. La poesía es el poso previo de un recuerdo. Es el plantel de un déjà vu.
Un abrazo
Francesc Cornadó

De barro y luz dijo...

Vienen ciegas de luz a segar nuestras esperanzas a ras de suelo y coquetear con las sombras entre crujidos bajo nuestros pies.


Bss

Sandra Garrido dijo...

Marinero, mis palabras siempre te hicieron bien como a mi las tuyas, por eso somos esos hermanos de versos que se encuentran en el decir y en el poema. Cuando apareces por aquí, se despeja... y el mar me baña.

Besos y buen fin de semana!!!

Sandra Garrido dijo...

Julio, si no fuese así, sería aburridísimo
besos

Sandra Garrido dijo...

Francesc, me fascina como de algo tan pequeño te adentras en la reflexión y me dejas una enseñanza. Me fascina nuestro cerebro, lo poco que aún sabemos de él. Nuestra parte más ancestral guarda los aromas de los primeros recuerdos y de ahí muchas de nuestras conductas. Lo que no sabía era esa parte de que el arte nace de la podredumbre para la contraposición con la belleza.

Gracias por dejarme enriquecedoras palabras.

Un abrazo y salud

Sandra Garrido dijo...

Luis,
Siempre na poesía acompañando a tus ojos. Un beso y fuerte abrazo