miércoles, 13 de enero de 2016

ANUNCIOS


Foto: Chema Madoz



Fue tan conciso 
como el repiqueo de las campanas
fuera de misa.
La muerte anunciada,
justo cuando alzaban el vuelo
las golondrinas.
Anunciaron  un adiós y un silencio,
el quiebro de la palabra
muerta de espera y ahogo.

Tanto tiempo cerrados que al abrir la boca olieron su podredumbre.

10 comentarios:

Francesc Cornadó dijo...

Un poema muy bello, percibimos directamente el repique de las campanas y el olor de podredumbre, todo expresado perfecta y poeticamente.
Te felicito.
Francesc Cornadó

De barro y luz dijo...

¡Muy bueno! para saborearlo.

bss

lunaroja dijo...

hay a veces cosas tan sutiles que preceden los anuncios.
Impecable,como siempre!

Joaquín Galán dijo...

Hay anuncios que mejor no haberlos hecho nunca.No al menos con la frialdad de quien anuncia relojes o bolsos.

Siempre es enriquecedor leerte Sandra.

Un abrazo

María dijo...



Aaaahhh! ...
Qué maravilla SANDRA!

¡Me mata de envidia tu capacidad de concreción!
Como si cada palabra estuviera perfectamente escogida sin que ninguna otra pudiera ocupar su lugar, salvo la que lo ocupa... yo no puedo hacer eso. Estoy enferma e palabras de sobra y no consigo curarme ;)

Ni siquiera sería capaz de representar tu poema ..
Para mi los silencios son castigos .. el más terrible castigo hacia mi. Aun así, me es imposible permanecer callada ante el silencio ajeno, me duele... pero salvo contrarísimas ocasiones, creo recordar que dos personas en toooda mi vida, siempre vuelvo a hablar incluso a gente q ni se merecen mis palabras ... no sé, es algo inexplicable.. me salen solas, como la sonrisa... no soy capaz de controlar ni eso... una vez, iba por una calle larga y a lo lejos vi a alguien que me había hecho una faena gorad en le trabajo, una rata vamos... , caminaba hacia él pensando... voy a ponerle cara seria... no voy a decirle ni mu... va a ver mi asco en la mirada ... y ... seguía caminando hacia él.. cuando le tuve a mi altura ... la muy imbécil de mi le dije un adiós sonriente que debí dejarle alucinado del todo jajaja .. lo dicho, algo hay en mi cerebro que no funciona bien. Lo bueno es que a mi no se me pudre nada dentro jaja todo fuera ;)


Increíble este poema! Gracia Márquez estaría orgullosísimo de que le parafrasearas ;)

Mil graacias y mil más por tooodo lo que me has regalado hoy jo! MmmuuuuuaaaaaaakksS! inmenso

María dijo...



jajaja Gracia jajaja Gracia de Mónaco será jajajaa me tiene haaarta el corrector .. quería decir GARCÍA MÁRQUEZ ... ( la crónica de mi muerte la iré contando yo por fascículos mientras me entierran jaja )

MuaaaksS!

Amapola Azzul dijo...

Me gusta lo conciso y contundente. Besos.

P MPilaR dijo...

esto, sin crónica, sin muerte y sin anuncio. solo con un 'boca cosida de silencio'

genial, Sandra. Es que genial!


besosssssssssss

Julito Chés dijo...

Lo que el aliento de muerte anuncia.

PieL dijo...

Ciegos porque queremos
porque la realidad muchas veces nos da hasta pavor
muy bueno