jueves, 21 de agosto de 2014

NO CESAN

Imagen: Cartier-Bresson

No cesan,
no para ese murmullo que rompe mi silencio;
palabras llanas,
palabras vacías,
palabras y más palabras que taladran el sosiego.
Nadie entiende esta necesidad tan mía,
nadie capaz de comprenderme hueca.
Si, soy cruel;
quiero pasear por mis paisajes internos
un interior que precisa de distancias
de encontrar refugio en su ciudad cautiva.
Continúan las voces
y yo con mi carencia,
con esas ganas de suicidio.
Desaparecer entre la espuma de una ola,
acurrucarme dentro de una caracola,
salir corriendo con rumbo a ningún sitio
¿dónde se esconde el silencio?
Quisiera encontrar el lugar donde la nada,
donde las algas me arropen y tararen la canción de los sueños.
No cesan,
no cesan…
el azul es un agujero sin memoria
y las nubes pedazos de algodón para la herida.
Quisiera ser aquí,
solitaria y virgen como los prados.

9 comentarios:

poemas lichazul dijo...

las palabras nos persiguen, nos acosan, nos asaltan
ellas nos llevan en volandas imposible silenciarlas aún nos perdamos en el adentro y nos hagamos ostras , ellas no nos sueltan

besitos y buena jornada Sandra

poemas lichazul dijo...

pd... ellas se hacen rumor de agua y sin agua no hay vida

Azzul. dijo...

A veces es bueno hablar y romper todos los silencios.

Un beso, Sandra,

mailconraul dijo...

En lo inabarcable del poema hay un lugar para el suicidio y la reconciliación con las nubes.

¡Una auténtica belleza en tu interioridad!

Amando García Nuño dijo...

¿Has probado a ponerte tapones? ?A cortarte de un tajo orejas y esperanzas?
Abrazos, siempre

PMPilar dijo...

**catorcemil prados
no eran vírgenes
ni asomo de serlo
**un silencio pertinaz sí fue. Pero puedes abatirlo, Sandra**

Abrazo enorme

De barro y luz dijo...

No hay peor suicidio que el silencio... Viven las palabras, sienten los versos...y vivimos.


Bss

María Socorro Luis dijo...

..."salir corriendo sin rumbo a ningún sitio"...

Cuantas veces, Sandra, cuantas veces.

Magnífico poema, tan identificable

siempre besos

Pablo Romero dijo...

Quiero quedarme para siempre en este poema